El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres
El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres - REUTERS

El secretario general de la ONU viaja de urgencia al este de Libia para contener la tensión militar

El mariscal de campo Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país, ordenó a sus tropas que avancen hacia la capital

MadridActualizado:

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha anunciado este viernes que está volando de urgencia al este de Libia para implorar una solución negociada al conflicto ante el avance de las fuerzas del general Jalifa Haftar hacia la capital, Trípoli. «Mi objetivo sigue siendo el mismo: evitar un enfrentamiento militar. Quiero reiterar que no existe una solución militar para la crisis libia. Solo una solución política», ha hecho saber en su cuenta de Twitter.

El mariscal de campo Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este de Libia, ordenó a sus tropas que avancen hacia la capital del país, Trípoli, en un mensaje de vídeo publicado en las redes sociales y titulado «Operación para Liberar Trípoli», en el que ha hablado de una «marcha triunfal» hacia la ciudad, sede del Gobierno de unidad, reconocido por la comunidad internacional.

En respuesta, el gobierno de unidad asentado en Trípoli declaró el estado de emergencia, mientras que el Consejo Presidencial movilizó al Ejército para hacer frente a este avance. El Ministerio del Interior ha asegurado que está preparado para repeler cualquier ataque contra Trípoli. «Solo un diálogo entre los libios puede resolver los problemas libios», conminó este jueves el máximo responsable de la ONU. «Llamo a la calma y la contención mientras me dispongo a reunirme con los líderes libios en el país», añadió.

A su llegada el pasado miércoles por la noche al país, Guterres aseguró que está «totalmente comprometido con ayudar a que el proceso político liderado por los libios lleve a la paz, la estabilidad, la democracia y la prosperidad para el pueblo libio».

Libia lleva sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011 a raíz de un levantamiento popular y de la intervención de la OTAN. En la actualidad, cuenta con dos gobiernos, el afincado en Trípoli y reconocido a nivel internacional, y el que tiene su sede en Tobruk, en el este, al que respalda Haftar. En los últimos años, el mariscal ha ido aumentando su control sobre amplias zonas de Libia. La nueva campaña de las fuerzas de Haftar se produce antes de una conferencia organizada por la ONU que se celebrará este mes con vistas a la reconciliación en el país.

El encuentro, que tendrá lugar en la ciudad de Ghadames entre el 14 y 16 de abril, tiene como objetivo elaborar un plan para devolver la paz al país, incluido fijar una fecha para la celebración de elecciones.