Ramón Pérez-Maura

Lo que representa Petro para Colombia

Fue siempre un defensor del castrochavismo, doctrina a la que dice haber renunciado.

Ramón Pérez-Maura
Actualizado:

Unas elecciones presidenciales siempre son un balance de la gestión que termina, tanto si el presidente se presenta a la reelección como si no puede hacerlo, como es el caso de Juan Manuel Santos. El balance de Santos se ha traducido en un candidatoIvan Duque, que representa el rechazo a los acuerdos de paz tal y como los implementó el presidente al margen de la voluntad del país, y un candidato de la izquierda radical, que por más que le laven la cara no puede ocultar sus ideas. El pasado jueves sucedió un hecho revelador. Petro era entrevistado en la emisora «La W» por la periodista Vicky Dávila. Estaba acompañado por algunos de sus hijos pequeños cuando uno de ellos, una niña de unos seis años, empezó a hablar de «el castrochavismo» y «la extrema izquierda». Petro fue siempre un defensor del castrochavismo, doctrina a la que dice haber renunciado. Pero si su hija de seis años menciona esas ideas es porque están presentes en lo que oye hablar en su casa cada día. Porque Petro hoy no critica las políticas de Chávez. Sólo discrepa de su ejecución. Por eso, el Consejo Gremial, que reúne al 60 por ciento del PIB colombiano y genera el 73 por ciento del empleo, ha dado un apoyo sin matices a Iván Duque. Y eso sin contar los ataques explícitos que Petro ha hecho a empresarios como Carlos Julio Ardila, al que ha amenazado con la expropiación de su corporación Ingenio del Cauca, uno de los grandes productores de azúcar y gaseosas. Ardila es además el propietario de RCN, una cadena de radio y televisión que nunca se ha alineado con el santismo y que ahora también es objetivo de Petro, que ataca la independencia de la periodista estrella de la cadena, Claudia Gurisatti. Quizá por eso sea difícil encontrar en los medios analistas que apoyen a Duque.

El miedo a Petro es evidente y se nota en datos incuestionables. Una agente de la propiedad inmobiliaria me explica en las últimas tres semanas se firman operaciones con «cláusula Petro» que implica la disolución de la operación sin ninguna penalización si finalmente venciera el candidato de la extrema izquierda, lo que apunta a una congelación de la economía si se equivocasen los sondeos y él venciera.

Pero el santismo sigue apoyando la opción de Petro no porque crean que es la mejor para el país, sino por el odio hacia el expresidente Uribe, jefe del partido de Duque. Toda la campaña de los rivales de Duque ha sido un constante ataque a Álvaro Uribe, que no es candidato a nada mañana, porque la límpida hoja de vida de Iván Duque y Marta Lucía Ramírez, hace casi imposible hacer campaña contra ellos.

La campaña de Petro es una de las más plagadas de mentiras de la historia colombiana. En uno de sus últimos vídeos electorales hace un llamamiento contra la corrupción con imágenes de múltiples colombianos. En una de ellas aparecen Andrés Pastrana y quien fuera su comisionado de paz, Camilo Gómez. El Gobierno de Pastrana fue uno de los más impecables en materia de corrupción de la historia de la Republica. Y 16 años después de dejar la Presidencia, es improbable que vayan a salir casos de corrupción ahora. Camilo Gómez respondió con presteza a Petro: «Mi hija sabe bien que cada día la puedo mirar a los ojos sin titubeos porque jamás he robado, ni he asesinado, ni he secuestrado, ni me he asociado con el narcotráfico para masacrar la justicia (...) Su historia ha demostrado que para usted “todo vale” y que es capaz de cometer los actos más horrendos con tal de llegar al poder». Ésta es la opción que tienen mañana los colombianos.

Ramón Pérez-MauraRamón Pérez-Maura