Las protestas llegan a Miraflores al son de cacerolas y gritos de «fuera Maduro»

Los vecinos del palacio de gobierno llevan más de 24 horas sin luz ni agua. Las manifestaciones se extienden al estado de Miranda

Corresponsal en CaracasActualizado:

Los vecinos del norte de Caracas aumentaron este jueves noche sus protestas con cacerolas y consignas «fuera Maduro» por falta de luz y agua. Vivir cerca de Miraflores, el palacio de gobierno, no da privilegios, pues se padecen las mismas carencias que el resto de los venezolanos.

Los residentes de las parroquias Altagracia y La Pastora, adyacentes a la sede del Ejecutivo, y más allá en Los Teques, capital del estado Miranda, decidieron salir a la luz de las hogueras y las linternas a protestar con sus cacerolas en las puertas del palacio de gobierno, cuando tenían más de 24 horas sin electricidad ni agua.

Las calles alrededor del Palacio de Gobierno quedaron sin luz y se empezaron a llenar de manifestantes que coreaban «fuera Maduro». Quemaron bolsas de basura, luego neumáticos. Las hogueras alumbraron el asfalto. Los postes de luz solo adornaron, sin cumplir su función de iluminación.

Llegaron más habitantes del sector. Se incrementan las pequeñas hogueras que sirven de faros. Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana llegaron al lugar. Reprimieron, de acuerdo con el testimonio de los ciudadanos a «El Nacional Web», con bombas lacrimógenas.

Los vecinos de los edificios denunciaron detonaciones y sirenas. Surgieron, por un breve momento, barricadas en la vía pública.

Las caceroladas persistieron. La denuncia varía entre los ciudadanos. Unos reportaron más de 24 horas sin luz, otros advirtieron la carencia del servicio eléctrico desde hace más de 36 horas. Sin agua, los vecinos alertaron que debían contratar, de forma constante, los servicios privados de camiones cisterna.

«Protesta no violenta»

También se registraron protestas en Los Teques, estado Miranda, por la falta de servicios elementales. Ciudadanos encapuchados se enfrentaron a funcionarios de Polimiranda.

Las vías públicas del sector de La Matica fueron bloqueadas con barricadas. De fondo los ciudadanos reportaron fuertes detonaciones y gritos por los enfrentamientos entre manifestantes y los agentes de seguridad.

Más temprano la policía reprimió la marcha de los médicos y enfermeras que llevan 53 días en paro por reclamar mejoras salariales y materiales médicos. La marcha de las batas blancas solo pudo llegar hasta el hospital de los niños J.M. de Los Ríos, situado a 5 cuadras de Miraflores.

En lo que va a de año se han registrado más de 5.000 protestas por diversos motivos y en diferentes rincones del país por el deterioro de la infraestructura, la falta de servicios básicos, y el desabastecimiento de comida y medicamentos. La encuestadora Meganálisis sostiene que en su último sondeo Maduro presenta un 83 % de rechazo. La mayoría quiere que se vaya.

Por su lado el Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) instó este jueves a los venezolanos a mantenerse «en pie de lucha» a través de la «protesta no violenta» para lograr la «restitución de la democracia» en el país y para contribuir con el "debilitamiento" de lo que consideran una "tiranía".

«Convocamos a la sociedad venezolana y a todos los sectores del país a mantenerse en pie de lucha y seguir alzando nuestra voz por el respeto de nuestros derechos a través de la protesta no violenta en todos los ámbitos y espacios posibles, a fin de contribuir con el debilitamiento de la tiranía», dice un comunicado del Frente.

La coalición, que agrupa además de varios partidos opositores a organizaciones de la sociedad civil, auspició la marcha de este jueves de los trabajadores de la salud que protestan desde hace 53 días, hace este llamado en medio de un escenario en el que se registran pequeñas manifestaciones casi a diario por la crisis.