La CIA asegura que tiene «una certeza medio-alta» de que fue Mohamed Bin Salmán quien «señaló personalmente al periodista»
La CIA asegura que tiene «una certeza medio-alta» de que fue Mohamed Bin Salmán quien «señaló personalmente al periodista» - ABC

El príncipe heredero saudí mandó 11 mensajes al jefe de los agentes que mataron a Khashoggi, según «WSJ»

Los mensajes fueron enviados más o menos a la hora a la que fue asesinado el periodista de «The Washington Post», pero hay otros anteriores, según un informe secreto de la CIA al que habría tenido acceso el rotativo estadounidense

EUROPA PRESS
MadridActualizado:

El príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salman, remitió al menos once mensajes al responsable del equipo que torturó y asesinó al periodista saudí Jamal Khashoggi el pasado 2 de octubre en el Consulado saudí en Estambul, según un informe secreto de la CIA al que ha accedido «The Wall Street Journal».

Los mensajes fueron enviados más o menos a la hora a la que fue asesinado el periodista de «The Washington Post», pero hay otros mensajes anteriores como uno que data de agosto de 2017 en el que el príncipe afirma que «podríamos atraer a Jashogi fuera de Arabia Saudí y hacer unos arreglos». Estos mensajes encajarían con «una intención premeditada de preparar el secuestro y asesinato de Jashogi», según el periódico.

El informe ha indicado además que la CIA tiene «una certeza medio-alta» de que fue Bin Salmán quien «señaló personalmente» a Khashoggi y que el príncipe «probablemente ordenó su muerte». Sin embargo, ha reconocido que «no tenemos datos que demuestren que el príncipe heredero saudí diera una orden de matar».

El destinatario de estos mensajes era Saud al Qahtani, incluido en la lista de sancionados por Estados Unidos por su implicación en el asesinato del periodista.

El caso Jashogi ha puesto a Bin Salmán en el foco internacional por su presunta implicación en el asesinato del periodista, que murió a manos de agentes saudíes en el interior del consulado en Estambul, a donde acudió el 2 de octubre para gestionar los papeles para casarse.

Este crimen se suma a los crecientes reproches de la comunidad internacional a Riad por su papel en la guerra yemení. Naciones Unidas ha culpado en sucesivos informes a Arabia Saudí de multiplicar las víctimas civiles, incluidos niños, con sus ataques aéreos.