El nuevo Palacio de Gobierno boliviano ha despertado una gran polémica en el país

Lujo y "derroche innecesario". Los ciudadanos bolivianos salen a las calles de la ciudad de La Paz...

Actualizado:

Lujo y "derroche innecesario". Los ciudadanos bolivianos salen a las calles de la ciudad de La Paz para protestar contra el edificio del gobierno recién inaugurado . El nuevo Palacio del presidente boliviano, Evo Morales, ha despertado una intensa polémica entre sus defensores y detractores. Se trata de una infraestructura que cuenta con 29 pisos, de los cuales 26 son oficinas y tres son instalaciones subterráneas, que el Gobierno ha bautizado como la "Casa Grande del Pueblo". Además, el palacio tiene jacuzzi, gimnasio y sauna. La moderna edificación reemplazará a la actual casa presidencial construida a mediados del siglo XIX, que pasará a convertirse en un museo. Tres años son los que han hecho falta para construir el nuevo edificio y la cifra económica invertida ha sido de 39 millones de euros.