Muere el «número dos» de Daesh en un ataque aéreo, según fuentes iraquíes

Ayad Hamed al Yamili, apodado Abu Yehia, ha muerto en un ataque aéreo en el oeste de Irak, ha informado la Inteligencia militar

EFEActualizado:

El hombre que se cree que es el «número dos» del grupo terrorista Daesh, identificado como Ayad Hamed al Yamili, apodado Abu Yehia, ha muerto en un ataque aéreo en el oeste de Irak, informó hoy la Inteligencia militar iraquí.

En un comunicado, las autoridades iraquíes precisan que Al Yamili era el «ministro de Guerra», y que fue alcanzado por un bombardeo en la ciudad de Al Qaem, fronteriza con Siria, en el oeste de la provincia de Al Anbar, y que se encuentra bajo el control de los yihadistas.

Asimismo, anunciaron que el responsable militar de los extremistas en Al Qaem, Turki Yamal al Dulimi, conocido como Abu Hayar, así como Salem Muzfer al Ayami, alias Abu Hatab, que es el responsable administrativo de Daesh en la citada ciudad, perecieron en el ataque.

Según informaciones que cita la Inteligencia, la aviación dirigió «un golpe preciso» contra una sede de los dirigentes de Daesh en la urbe iraquí. Sin embargo, no han dado más detalles de si los aviones pertenecen a la fuerza aérea iraquí o a la coalición internacional —liderada por EE.UU.—, ni cuándo tuvo lugar el ataque.

Hace un mes, el máximo líder de Daesh, Abu Bakr al Bagdadi, «se despidió» de sus seguidores en un discurso escrito distribuido en la ciudad iraquí de Mosul, en el que admitió la derrota de sus fuerzas frente a las tropas gubernamentales, según fuentes militares.

El jefe del Consejo de Seguridad de la provincia de Nínive —de la que Mosul es capital—, Mohamed Ibrahim al Bayati, explicó entonces a Efe que los cabecillas destacados de Daesh «se mueven sin rumbo claro» en las fronteras entre Irak y Siria, entre ellas en las zonas de Al Beach y Al Qaem.

Daesh está cada vez más acorralado en Irak después de que las fuerzas iraquíes, respaldadas por la coalición internacional, lanzaran una gran ofensiva en Mosul para expulsar a los yihadistas de lo que fue su feudo principal y donde Al Bagdadi proclamó el «califato», el 29 de junio de 2014.