El general Mladic en 1994, un año antes de los sucesos de Srebrenica
El general Mladic en 1994, un año antes de los sucesos de Srebrenica - ABC

Mladic, un criminal bajo la piel de un devoto del nacionalismo

«Regalaremos la Srebrenica serbia al pueblo serbio», anunció en 1995 cuando dirigió las tropas que llevaron a cabo el genocidio

AGENCIAS
Actualizado:

El ex general Ratko Mladic, de 74 años, ha sido condenado en La Haya por, entre otros cargos, crímenes de guerra contra civiles en Sarajevo, cometidos durante el largo asedio de la ciudad desde abril de 1992 a noviembre de 1995. Murieron más de 10.000 personas, incluidos unos 1.500 niños. Además, se le ha juzgado culpable de genocidio por la matanza de unos 8.000 varones musulmanes en Srebrenica, en julio de 1995, después de que las tropas serbobosnias conquistaran esa zona, entonces bajo la exigua protección de un puñado de cascos azules de la ONU.

"Regalemos la Srebrenica serbia al pueblo serbio. Ha llegado el momento de vengarnos de los 'turcos' (nombre despectivo para los musulmanes bosnios) en esta región", afirmó en aquel momento.

Militar de carrera, Ratko Mladic nació en 1943 en Bozinovici, en el sureste de Bosnia. Se crió sin padre, un partisano comunista asesinado durante la Segunda Guerra Mundial por los "ustachi" croatas aliados de los nazis.

En 1965 se licenció en la Academia Militar de Zemun (Belgrado) como el primero de su promoción y estuvo destinado en Macedonia, Kosovo y Croacia antes de la desintegración de la antigua federación yugoslava. Pero su verdadera carrera militar comenzó el 15 de mayo de 1992, cuando fue nombrado comandante del Ejército de la República Serbia (de Bosnia), proclamada a comienzos de enero del mismo año.

En Sarajevo también se grabaron sus palabras, que servirán como material de pruebas ante el TPIY, cuando ordenó a la artillería serbobosnia que rodeaba la capital: "Tiren a Velusice (suburbio sarajevita). Allí no hay muchos serbios". Y, cuando los representantes de EE.UU. y la OTAN amenazaron en 1994 con bombardear las posiciones serbias por los crímenes contra civiles, Mladic respondió: "¡Entonces yo bombardearé Londres!".

El general fue destituido finalmente después de la firma de los Acuerdos de Paz de Dayton, y se escondió hasta su detención en 2011. Mladic está casado y tiene un hijo, Darko. Su hija, Ana, se suicidó durante la guerra civil bosnia. Devoto de la causa nacionalista serbia, su explicación de la guerra de Bosnia fue que para los serbios "es una guerra de liberación nacional para la protección y la defensa de la tierra que ha sido nuestra durante siglos".