Imagen de los hechos a la salida del club nocturno - Twitter: @emergenzavvf/ VÍDEO: VIGILI DEL FUOCO

Al menos seis muertos y 60 heridos en una estampida en un concierto en Italia

A la salida de una discoteca tras la actuación del rapero italiano Sfera Ebbasta, se rompieron algunas barreras y cayeron al vacío. Se habían vendido 1.400 billetes, pero solo había autorización para 871 personas

Corresponsal en RomaActualizado:

Cinco menores, dos chicos y tres chicas entre los 14 y 16 años, y una madre que, junto a su marido, acompañaba a la hija murieron anoche aplastados por la multitud en una huida general motivada por el pánico tras la utilización de un espray pimienta en la discoteca «Lanterna azzurra», en Corinaldo, un pueblo de unos 5.000 habitantes en la provincia de Ancona, en la región central de Italia, las Marcas, sobre el Adriático. Los heridos son 59, siete de ellos muy graves. El peso y la presión de la multitud que huía ocasionó el derrumbe del parapeto de un puente, causando la caída de decenas de personas en una zanja, lo que provocó la muerte de las personas al ser aplastadas.

En el local, de grandes dimensiones, había más de un millar de jóvenes. Se habían vendido 1.400 billetes para asistir a un concierto de Sfera Ebbasta, pseudónimo de Gionata Boschetti, 26 años, un popular rapero italiano que se autodefine como el «rey de la trap», un ídolo entre los muy jóvenes italianos.

La tragedia se produjo en torno a la una de la madrugada, antes de que Sfera Ebbasta comenzara su concierto. Algunos de los heridos han contado que sintieron un fuerte olor acre picante, típico del espray pimienta, y se precipitaron para salir por una de las puertas de emergencia, encontrándola cerrada. Algunos vigilantes les aconsejaron volver hacia el interior del local, pero la multitud se desvió hacia un parapeto de un puente que cedió, cayendo decenas de personas y algunas murieron aplastadas.

Investigación

La investigación se centra en varios frentes. Por un lado, se trata de saber quién utilizó el espray, y por otro lograr precisar el hacinamiento en el local, así como determinar cuáles eran las medidas de seguridad de la discoteca. El ministro del Interior, Matteo Salvini, se refirió a la posibilidad de un exceso de público en la discoteca: «Parece que había más gente de la permitida. Probablemente había más de 871 personas, que es el límite autorizado por ley. No resulta que hubiera puertas de seguridad bloqueadas. Sabemos que han cedido dos parapetos a causa de un exceso de personas. Se habla de spray, gas picante, sustancias tóxicas».

Los delitos por los que indaga la magistratura son, en el caso de la persona que ha usado el spray –parece que fue una joven- los de homicidio, y sobre los gestores de la discoteca se plantea la hipótesis de homicidio culposo múltiple. El local ha sido secuestrado.