Mohameed Khalifa, el canadiense de origen eritreo detenido
Mohameed Khalifa, el canadiense de origen eritreo detenido - New York Times

Khalifa, la «voz en inglés» de Daesh, detenido en Siria

El informático canadiense, de origen eritreo, narró durante años los vídeos más crueles y perturbadores del grupo terrorista

MadridActualizado:

El rotativo norteamericano «The New York Times» informa en su edición de hoy de que uno de los militantes del grupo yihadista Daesh, el autocalificado Estado Islámico que creó hace años un "califato" en sus territorios de Irak y Siria, es el ciudadano canadiense Mohammed Khalifa, de 35 años, conocido por haber sido quien puso voz en inglés a los vídeos más perturbadores y crueles del movimiento terrorista.

Hace cuatro años, el FBI hizo un llamamiento público para tratar de identificar al narrador de uno de los vídeo más difundidos de Daesh, el que mostraba a un grupo de soldados sirios presos cavando sus fosas antes de recibir un tiro en la nuca. Con un inglés fluido y acento norteamericano, el narrador de ese y de muchos otros vídeos y grabaciones de radio, fue durante años la "voz" sin rostro y el predicador de la ideología de odio y venganza de Daesh .

Según relata el Times, ahora se sabe que se trata del ciudadano canadiense de 35 años Mohammed Khalifa, de origen eritreo y nacido en Arabia Saudí, y que ya como ciudadano canadiense estudió Informática en Toronto y trabajó un tiempo para una compañía relacionada con IBM.

Khalifa fue capturado el mes pasado en Siria por una milicia rebelde apoyada por Estados Unidos. En su primera entrevista a un medio occidental, reconoció que aportó su voz al vídeo de 2015 "Llamas de la Guerra", uno de los más brutales y propagandísticos de Daesh. En la entrevista, Khalifa se presentó como un funcionario de rango medio del "Ministerio de los Medios", órgano de propaganda islamista del "califato", encargado entre otras cosas de difundir las imágenes de la decapitación del periodista norteamericano James Foley, y la muerte en las llamas de un piloto jordano. "No me arrepiento de haberlo hecho", admitió Khalifa en su entrevista.

El locutor de los vídeos es uno de los centenares de miembros de Daesh detenidos en el norte de Siria, y pertenecientes a unas 50 nacionalidades. Canadá es uno de los países más reticentes a reclamar a sus ciudadanos detenidos por militar en Daesh en Irak y Siria, aparentemente por miedo a que su regreso dé pie a largos procesos judiciales de incierto final.