Italia cierra la puerta a un barco con 629 migrantes a bordo

Son rescatados del mar de una muerte casi segura y Europa, en este caso Italia, les cierra la...

Actualizado:

Son rescatados del mar de una muerte casi segura y Europa, en este caso Italia, les cierra la puerta. Son las 629 personas cuyas vidas han sido salvadas en sólo un día por el Aquarius. Entre ellos 123 menores no acompañados. Once niños pequeños. Y siete mujeres embarazadas. A los que el gobierno italiano ha prohibido desembarcar en su país. En sus cuentas en Internet, el ultraderechista Matteo Salvini, el nuevo vicepresidente italiano, ha dado sus razones. Ha hablado de otros países, como España, que defiende sus fronteras con armas. Y recalcaba que Italia comienza a decir 'no' al tráfico de seres humanos y al negocio de la inmigración ilegal, que es como califica el trabajo de quienes rescatan a quienes se juegan la vida en el mar. No autoriza su desembarco, y pide a Malta que lo hagan allí. Pero el gobierno maltés ya ha contestado: dice que no es de su competencia. Tira y afloja político que a ellos les ha dejado varados en alta mar. -Redacción-