La hospitalización de Buteflika en Ginebra podría poner en peligro su reelección

Por las calles de Argel, los manifestantes protestan contra la perspectiva de una nueva reelección

GinebraActualizado:

El presidente de Argelia, Abdelaziz Bouteflika, se encuentra ingresado, desde el pasado domingo, en el Hospital Universitario de Ginebra (HUG), oficialmente «para un chequeo médico de rutina» mientras estudiantes universitarios organizan protestas a gran escala por las principales ciudades del país exigiendo un cambio político.

Bouteflika, de 81 años, está gravemente disminuido desde que, en 2013, sufriera un grave accidente vascular celebral que le dejó casi paralítico y sin poder hablar. A pesar de su estado de salud volvió a ser elegido, en 2014, y ahora sigue un programa de rehabilitación con vistas a una nueva reelección, el próximo 18 de abril.

En el poder desde 1999, sus apariciones públicas se pueden contar con los dedos de una mano. Sus salidas consisten en viajes hacia hospitales extranjeros para seguir tratamientos médicos. Sin embargo, su estado de salud no ha mejorado y tiene que desplazarse en una silla de ruedas sujetado por una correa que le impide que caiga por su propio peso.

Aunque un comunicado de la presidencia precisó que la estancia en Suiza sería breve, Bouteflika sigue hospitalizado en en el HUG. Allí está rodeado por su círculo más cercano que intenta que su estado mejore cara a las próximas apariciones públicas que tendría que realizar si vuelve a presentarse a las elecciones. Este mes de marzo debertía presentar su candidatura ante el Consejo Constitucional.

Por las calles de Argel, los manifestantes protestan contra la perspectiva de una nueva reelección, declarando que están cansados de una situación en la que Bouteflika se ha convertido en una simple marioneta en manos de clanes que se reparten los puestos de mando más importantes de este país que tiene codiciadas reservas de gas y de petroléo.

En Ginebra, ningún parte médico ha sido publicado desde el ingreso de Bouteflika en el HUG. Grupos de argelinos residentes en Suiza se encuentran en los alrededores del hospital para manifestar también su descontento por la actual situación política en Argelia. Piden que el presidente sea reemplazado cuanto antes para acabar con esta farse humillante para su pueblo.