El diputado federal Eduardo Bolsonaro
El diputado federal Eduardo Bolsonaro - ABC

El hijo de Bolsonaro propone que Brasil posea armas nucleares

Eduardo Bolsonaro, asesor del presidente brasileño en política internacional, sugiere la medida para «ser tomado en serio por China, Rusia y Venezuela»

Corresponsal en Sao PauloActualizado:

Respetado por una tradición diplomática de paz con los vecinos, Brasil podría replantearse esa orientación. Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro, ha propuesto que Brasil posea armas nucleares para ser tomado en serio en la geopolítica mundial, especialmente por su vecina Venezuela, por China y por Rusia.

«Son las bombas nucleares las que garantizan la paz. Si tuviéramos ya listos los submarinos nucleares, si tuviéramos más militares, tal vez también seríamos más tomados en serio por Nicolás Maduro o temidos por China o Rusia», señaló el joven, que se ha convertido en una de las principales influencias de su padre en lo referente a política internacional y ante la cancillería. Dichas declaraciones tuvieron lugar durante un encuentro con alumnos de la Escuela Superior de Guerra, en la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

Para el diputado, una de los obstáculos para lograr ese objetivo sería la participación de Brasil en el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) desde 1998. Brasil desarrolló tecnología nuclear en la década de 1940 y durante los 21 años que se prolongó la dictadura, entre 1964 y 1985, cuando compitió militarmente con Argentina. Pero con el retorno de la democracia, ambos países adoptaron en los años 90 la cooperación en el uso de la energía nuclear para fines pacíficos, y firmaron el TNP.

«No es un asunto de agenda porque no podemos salir del tratado por causa de las sanciones, pero lo abro a debate», señaló, mostrando como un ejemplo positivo el caso de India y Paquistán. «Si solo uno de ellos tuviese bombas nucleares, la relación no sería la misma. Soy un entusiasta de esa visión. Dirán que soy agresivo, que quiero prender fuego en el mundo. Pero ¿por qué el mundo respeta a Estados Unidos?», dijo Bolsonaro, admirador confeso de Donald Trump.

«Sabemos que si Brasil quisiera pasar por encima de esa convención tendría que afrontar una serie de sanciones. Es un tema muy complicado», señaló el diputado, emplazando a los futuros miembros de las Fuerzas Armadas brasileñas a tener en consideración en el asunto.

«Sabemos que en cualquier momento, si la situación venezolana del otro lado de nuestra frontera se pone peor, que es lo que nadie desea, quienes entrarán en acción serán ustedes», les dijo a los soldados, tras calificar a Maduro como un «loco vinculado a terroristas y al narcotráfico».