Vídeo: ATLAS

Gökmen Tanis, el turco procesado por violación y principal sospechoso del tiroteo de Utrech

El autor del tiroteo ha sido detenido por la Policía después de huir en un coche Renault Clío de color rojo

Actualizado:

La Policía holandesa ha encontrado y detenido a Gökmen Tanis, de 37 años y nacido en Turquía, en relación con el tiroteo de este lunes en una plaza de la zona oeste de la ciudad de Utrecht, donde han muerto al menos tres personas.

[Siga en directo la información sobre el tiroteo de Utrech]

La Policía de esta localidad, antes de que se produjera el arresto, ha difundido una fotografía suya, vestido con un abrigo azul y en el interior de un tranvía. La imagen está tomada de las cámaras de seguridad del tranvía donde se produjo el tiroteo, confirmó una fuente policial a Efe.

El autor del tiroteo huyó en un coche Renault Clío de color rojo, buscado a estas horas por las autoridades holandesas. El sospechoso fue procesado en Utrecht el 4 de marzo en relación con un caso de violación. En 2012, Tanis fue juzgado por un robo en un camión en Brabante, a finales de 2013 por intento de homicidio y en mayo de 2014 por otro robo en Utrecht.

El sospechoso viajaba en un tranvía en el distrito Kanaleneiland, en la zona oeste de Utrecht, cuando sacó una pistola y comenzó a disparar contra los viajeros, la primera víctima era una mujer y el resto de fallecidos y heridos fueron heridos de bala cuando intentaban socorrerla, según los testigos.

Además de Tanis, las autoridades han anunciado la detención de un segundo sospechoso en una de las redadas que se han llevado a cabo en las últimas horas en varias viviendas de Utrecht. La Policía también se ha llevado al hermano de Tanis para interrogarlo pero se desconoce si es el segundo arrestado.

En un primer momento, el Servicio Nacional Antiterrorista de Países Bajos (NCTV) indicó que el tiroteo «tiene todas las características de un atentado terrorista» y, en consecuencia, el Gobierno elevó a cinco -el máximo- el nivel antiterrorista en Utrecht y toda la provincia.

La Policía pidió a los vecinos de Utrecht que permanecieran recluidos, lo que dejó a decenas de personas recluidas en locales comerciales. Posteriormente, el portavoz policial Bernard Jens ha puntualizó que, aunque se baraja el móvil terrorista, «también podría ser un crimen en la esfera de las relaciones personales», una línea a la que se han ceñido las autoridades que han comparecido en rueda de prensa.