El exjefe de la OTAN general James L. Jones
El exjefe de la OTAN general James L. Jones - Center for American Progress

General James L. Jones: «Entregar la tecnología 5G a China pone en riesgo la seguridad de España»

El exasesor de Obama y ex comandante supremo de la OTAN alerta sobre los acuerdos de las operadoras españolas con Pekín

Corresponsal en WashingtonActualizado:

En un mundo en el que una guerra puede librarse ya a través de internet, una decisión tomada en España preocupa profundamente en Washington. Las grandes empresas de telefonía se disponen a lanzar la tecnología 5G, que será hasta 20 veces más rápida que el actual 4G. El problema, visto desde el Pentágono, es que, por motivos de precio, las operadoras españolas están comprado a China los dispositivos para desarrollar las nuevas redes móviles. James L. Jones (Kansas, 1943) se ha embarcado en la misión de explicar al mundo el riesgo que entraña depender de empresas chinas. Y el general Jones es experto en riesgos: sirvió en Vietnam, Irak y los Balcanes; ascendió primero a comandante del Cuerpo de Marines y después a mando supremo de las tropas de la OTAN, y acabó su servicio público como consejero de Seguridad Nacional de Barack Obama. Es uno de los soldados más condecorados de EE.UU., con unos lazos estrechos y duraderos con España, a la que advierte del riesgo que corre si sus operadoras se entregan precipitadamente a China.

¿Qué riesgo entraña que la tecnología 5G sea china?

El riesgo es el de un país occidental ante el comunismo. China es un país comunista, cuya ideología se reduce al control de sus ciudadanos, a través de la restricción de sus libertades individuales, algo incompatible con nuestros valores. La tecnología 5G lo va a cambiar todo en nuestra sociedad y hay países que le están encomendado su desarrollo da empresas controladas por el gobierno chino, que infringe las libertades individuales y la propiedad intelectual.

¿Qué consecuencias puede tener depender de estas empresas?

Es una amenaza para la seguridad nacional porque no hay forma de saber si China, el país que controla esa tecnología, puede tener acceso a secretos de estado, a proyectos empresariales o incluso datos de ciudadanos privados. En EE.UU. estamos trabajando en una tecnología 5G que ofreceremos a nuestros aliados para impedir ese acceso ilícito.

Quienes desarrollan la tecnología son empresas privadas. ¿Debe el gobierno intervenir?

Un país de la OTAN no puede adquirir tecnología de un país comunista, especialmente un país tan importante en la alianza como es España. Puede que el gobierno deba tomar una decisión al respecto.

En España tenemos dos bases militares americanas…

He estado en ellas muchas veces.

¿Hay un riesgo para las comunicaciones secretas de las bases?

No sólo es un problema de seguridad de las bases. Imagine qué sucederá si en unos años tenemos ciudades inteligentes en las que hay 5.000 coches sin conductor, y a través de la manipulación de las redes 5G un grupo extranjero puede provocar 2.000 accidentes sólo con infiltrarse en la red. Las consecuencias son muy graves. Si estuviera en el lugar del gobierno de España me preguntaría qué prioridades tengo en materia de seguridad nacional y buscaría alternativas tecnológicas.

¿Por qué es tan barata la tecnología china?

La razón por la que la tecnología china es hasta un 40% más barata es que la subvenciona el gobierno, no hay duda alguna. Ahora bien, uno adquiere aquello por lo que paga, y es un hecho que las empresas chinas no nos dan garantías de que podremos controlar la tecnología que les compramos. Este es un grave problema de seguridad nacional para España.

Esta nueva tecnología hecha en EE.UU. de la que habla, ¿es privada?

Sí, es una iniciativa privada. Es cierto que en EE.UU. el gobierno se ha rezagado en el impulso a estas nuevas tecnologías y está llegando algo tarde. Pero el sector privado se ha puesto manos a la obra y está trabajando en un tipo de tecnología 5G que va a ser impenetrable y que va a ofrecer a los aliados de la OTAN.

¿Cuándo la ofrecerán?

Creo que en menos de 12 meses los países europeos podrán contar con esa tecnología para no tener que depender de China.

El gobierno de Donald Trump ha advertido de que restringirá la información de inteligencia que comparte con Europa si esta sigue adquiriendo tecnología 5G a China. ¿Cree que es una decisión adecuada?

No les queda otro remedio. Sería muy problemático compartir inteligencia a través de unas redes vulnerables a países externos a la OTAN y sus aliados como China. Como le dije, las empresas chinas están sujetas al control de su gobierno y su tecnología no es segura.

Consideran las empresas chinas como posibles instrumentos de espionaje…

Empresas como Huawei son un caballo de Troya. Sí, tienen un gran atractivo sobre todo por su precio. Y hay que reconocer que las empresas chinas merecen ser aplaudidas por haber sabido colocarse por delante de sus competidores en todos los ámbitos, incluido el de la publicidad. Pero debe quedar claro a los aliados de la OTAN que una red 5G no es lo mismo que una red 5G segura.

Y las redes norteamericanas, ¿no serán controladas desde EE.UU.?

Quienes la adquieran serán dueños de esa red y podrán modificarla.