May expulsa a 23 diplomáticos rusos tras el envenamiento del exespía ruso

La «premier» ha confirmado el veto de Reino Unido al Mundial de fútbol que se celebrará en Rusia este verano: «Ningún miembro del Gobierno o de la familia real asistirá a este evento»

LONDRESActualizado:

Theresa May finalmente expuso las medidas que su Gobierno tomará contra Rusia por el envenenamiento del exespía Sergei Skripal. En una comparecencia en la Cámara de los Comunes anunciaba la expulsión inmediata del país a 23 diplomáticos rusos «identificados como oficiales de inteligencia no declarados». Tienen una semana para irse, según confirmó la primera ministra británica.

Según señaló May, se trata de «la mayor expulsión en más de 30 años y reflejará el hecho de que esta no es la primera vez que el estado ruso ha actuado contra nuestro país».

Para la premier la respuesta de Rusia «ha demostrado un completo desdén por la gravedad de estos eventos» y el Ejecutivo de Putin no ha ofrecido ninguna explicación sobre estos hechos. En cambio, aseguraba May, los rusos han tratado el tema «sarcasmo, desprecio y desafío».

Entre otras cosas confirmó el veto de Reino Unido al Mundial de futbol que se celebrará en Rusia este verano «ningún miembro del Gobierno o de la familia real asistirá a este evento».

A parte de esto las autoridades británicas harán “pleno uso de las facultades existentes para mejorar los esfuerzos por controlar y rastrear las intenciones de quienes viajan al Reino Unido que podrían estar involucrados en actividades que amenazan la seguridad del Reino Unido y de nuestros aliados”. Para eso May afirmó que se aumentarán los “controles en vuelos privados y aduanas”.

May, que se guarda más posibles sanciones a partir del lunes, no rompe las relaciones entre ambos países porque, según ella, «no es de nuestro interés nacional» pero asegura que «la relación no puede ser la misma». Por eso suspende de inmediato todos los contactos bilaterales de alto nivel planificados entre el Reino Unido y Rusia, incluyendo el «revocamiento de la invitación al Ministro de Asuntos Exteriores Lavrov para que haga una visita a Gran Bretaña».