El expresidente de Perú, Alan García - AFP

El expresidente de Perú, Alan García, se dispara en la cabeza cuando iba a ser detenido por una presunta trama de corrupción

El mandatario decidió quitarse la vida antes de ser arrestado por su vinculación con varios casos de corrupción

Actualizado:

El expresidente de Perú, Alan García, se ha disparado a sí mismo cuando la policía iba a detenerle en su domicilio en el marco de la investigación por escándalos de su presidencia relacionados con la corrupción. Rápidamente lo trasladaron al hospital Casimiro Ulloa de Miraflores, a tan solo 600 metros del domicilio, para ser intervenido. Sin embargo, no han podido salvar su vida y Alan García ha fallecido este miércoles 17 de abril a los 69 años.

El exmandatario -en el poder de 1985 a 1990 y de 2006 a 2011- se disparó en la cabeza cuando iba a ser detenido por su vínculos con el caso de corrupción la constructora brasileña Odebrecht. «La situación del expresidente es muy crítica, es muy grave. Se le ha dado reanimación cardiopulmonar ya tres veces y acaba de ingresar al quirófano», ha explicado la ministra de Sanidad antes de conocerse el desenlace de este suceso.

El caso Odebrecht, que involucra a los últimos presidentes peruanos desde el año 2001, tenía cercado al García desde que el pasado domingo se reveló que el exsecretario de Palacio de gobierno y amigo cercano, Luis Nava Guibert, y su hijo, José Antonio Nava Mendieta, recibieron más de 5 millones de dólares durante el segundo gobierno del partido Aprista. La constructora Odebrecht apoyó a los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (1985-1990 y 2011-2016), Ollanta Humala (2011-2016), al último expresidente, Pedro Pablo Kuczynski (2016-2017), y a la excandidata y líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

Siga leyendo esta noticia aquí.