Estado Islámico anuncia la ejecución de los rehenes noruego y chino
Estado Islámico anuncia la ejecución de los rehenes noruego y chino - EP

Estado Islámico anuncia la ejecución de los rehenes noruego y chino

MadridActualizado:

El grupo terrorista Estado Islámico ha publicado este miércoles dos imágenes que demostrarían que los rehenes noruego y chino que tenía en su poder han sido ejecutados.

En la última edición de su revista 'Dabiq', la organización que lidera Abú Bakr al Baghdadi ha publicado una página en la que bajo el título «la suerte de los dos prisioneros» aparecen las imágenes ensangrentadas de ambos y un gran letrero que reza « ejecutados tras haber sido abandonados por las naciones y organizaciones infieles».

El pasado 9 de septiembre Estado Islámico había anunciado en otra edición de su revista que tenía en su poder a un ciudadano noruego y a otro chino y se ofreció a liberarlos a cambio del pago de un rescate, de cuyo monto no dio detalles.

En sendos anuncios publicados entonces, se veía a los dos rehenes vestidos con monos de color amarillo y se informaba de que eran prisioneros «en venta».

«A quien pueda interesar de los cruzados, paganos y sus aliados, así como a los que se denomina organizaciones de 'derechos' humanos: este prisionero noruego fue abandonado por su Gobierno, que no hizo todo lo que pudo por comprar su libertad», rezaba el primero de los anuncios.

En él, se identificaba al rehén como Ole Johan Grimsgaard-Ofstad, nacido en Porsgrunn, Noruega, en 1967 y licenciado en ciencias políticas, y se invitaba a «quien quiera pagar el rescate por su liberación y traslado» que contacte con un número de teléfono en Telegram. El número sería iraquí.

En el segundo anuncio se repetía el mismo mensaje y se ofrecían los detalles de la identidad del rehén. Se trata de Fan Jinghui, nacido en Pekín en 1965 y consultor freelance. En su caso, la foto le mostraba con el ojo izquierdo parcialmente cerrado, sin que quedara claro si era por algún golpe recibido durante el cautiverio.

En ambos casos, Estado Islámico advertía de que «esta es una oferta limitada» si bien no se detallaba el plazo ni tampoco la cantidad exigida por su liberación.

Desde entonces, no se habían tenido más noticias de los dos rehenes.