El presidente turco, Recep Tayip Erdogan, habla con su homólogo ruso, Vladimir Putin, el pasado 10 de octubre durante el XXIII Congreso de la Energía Mundial en Estambul
El presidente turco, Recep Tayip Erdogan, habla con su homólogo ruso, Vladimir Putin, el pasado 10 de octubre durante el XXIII Congreso de la Energía Mundial en Estambul - AFP

Putin: «El asesinato del embajador va contra los lazos ruso-turcos y la paz en Siria»

El Kremlin califica el tiroteo contra el diplomático Andrei Karlov «como un ataque terrorista»

MADRIDActualizado:

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha llamado por teléfono a su homólogo ruso, Vladimir Putin, para compartir información sobre el asesinato del embajador en Ankara, Andrei Karlov, según han informado fuentes oficiales a la prensa turca. El diplomático ha muerto este lunes tras ser disparado por un hombre armado mientras inauguraba una exposición en un centro cultural de Ankara.

Una vez terminada la puesta en común de ambos mandatarios, Putin ha asegurado que el ataque busca torpedear las buenas relaciones con Turquía y el arreglo pacífico del conflicto en Siria. Ha agregado que la respuesta de Moscú será el reforzamiento de la lucha contra el terrorismo, según medios locales. La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajarova, también ha hecho declaraciones: «Calificamos lo ocurrido como un ataque terrorista».

Por su parte, Erdogan ha asegurado en un vídeo que el asesinato se trata de una «provocación que tiene como objetivo destruir la normalización» entre ambos países. «Tanto la administración rusa como la turca son conscientes de ello y no lo van a permitir», ha señalado el mandatario otomano en una primera declaración ante la prensa. Ha añadido que Rusia y Turquía crearán una comisión conjunta de investigación para esclarecer el ataque, al tiempo que se aumentarán las medidas de seguridad en las legaciones rusas en el país eurasiático.

El clérigo Fetullah Gulen, a quien Turquía acusa de estar detrás del tiroteo —así como del golpe de Estado del pasado mes de julio—, ha condenado el ataque.

Europa se lamenta

Además de la rección de una preocupada Turquía, otros países y organismos internacionales se han pronunciado este martes, poco después de conocer el asesinato. El Gobierno español, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, ha expresado su condena al atentado y ha reafirmado su compromiso frente al terrorismo. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha condenado el asesinato y ha enfatizado que el terrorismo «nunca tendrá cabida en una sociedad democrática». Así lo ha expresado en su cuenta de Twitter: «Mi rotunda condena ante el asesinato del embajador ruso en Turquía. El terrorismo no tendrá cabida nunca en una sociedad democrática».

El primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni, tampoco ha querido permanecer callado y ha condenado el «horrendo» asesinato del diplomático ruso a través de Twitter. Por su parte el jefe de la diplomacia italiana, Angelino Alfano, ha transmitido al embajador ruso en Roma, Sergey Razov, su «profunda indignación y fuerte condena» por estos hechos. «Esta tragedia refuerza aún más la convicción de dar máxima prioridad a la lucha contra el terrorismo en un cuadro de intensa cooperación con todos los socios internacionales», ha defendido el ministro de Exteriores italiano en un comunicado.

El Gobierno alemán ha condenado «en los términos más firmes» el atentado «sin sentido» que ha costado la vida a Karlov. «El atentado contra el embajador ruso en Ankara es una noticia muy triste. El Gobierno federal condena en los términos más firmes este acto sin sentido», manifestado a través de su cuenta en la red social Twitter el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert.

La reacción de los organismos internacionales

La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, también ha condenado el crimen y ha expresado su «solidaridad» a Rusia. La jefa de la diplomacia comunitaria dijo estar «profundamente conmocionada» tras conocer la noticia del «inconcebible ataque» contra el embajador. Mogherini ha expresado sus simpatías a la familia y compañeros de trabajo del fallecido y a las autoridades rusas.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha condenado el ataque y lo ha calificado como «un acto atroz» sin justificación. «Condeno el asesinato del embajador ruso en Turquía. Mis condolencias a su familia y a los ciudadanos rusos. No hay justificación para semejante acto atroz», ha publicado Stoltenberg en su perfil de Twitter.

Naciones Unidas también se ha sumado a las condolencias. «Está claro que condenamos el ataque contra el embajador ruso en Turquía. No puede haber justificación a un ataque contra un diplomático», ha dicho Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Dujarric atendió a los periodistas momentos antes de que el Ministerio de Exteriores ruso confirmase la muerte de Karlov, y cuando solo se sabía que estaba hospitalizado, por lo que confió en que se recuperase de sus heridas.