May se enfrenta a una votación sobre el acuerdo del Brexit en un escenario incierto

El deseo de Theresa May de culminar el divorcio con un acuerdo parece cada vez más lejano. Y el...

Actualizado:

El deseo de Theresa May de culminar el divorcio con un acuerdo parece cada vez más lejano. Y el fantasma de la incertidumbre planea sobre el futuro de la relación entre Londres y Bruselas."Es que a día de hoy en el Parlamento británico no hay mayorías para nada, ni para el acuerdo de May, ni para un segundo referéndum, ni para quedarse en la UE", explica Salvador Llaunes, analista del Real Instituto Elcano. Si el Parlamento tumba el martes su acuerdo, la 'premier' sólo tendrá tres días para presentar un plan B que convenza al sector más euroescéptico de su partido. Aunque en diciembre esquivó el golpe que le asestaron con la moción de confianza, a May se le acumulan los adversarios.  Si sale derrotada, los laboristas piden elecciones anticipadas y su casi expareja no parece dispuesta a ceder ni un ápice para salvar su cabeza. Le advierte que la ruptura sin papeles sería una "catástrofe absoluta".Un escenario en el que, sin embargo, el Gobierno español no prevé "ninguna repercusión negativa". En el punto de mira, Iberia, parte del grupo británico IAG. Porque la Comisión Europea ya lo ha advertido:  sin pacto,  las compañías que no estén controladas mayoritariamente por capital comunitario perderán el derecho a operar en el mercado de los Veintisiete.