El fundador de Wikileaks
El fundador de Wikileaks - Reuters

Los diputados británicos piden dar prioridad a Suecia frente a EE.UU. en el caso Assange

El siguiente paso no tendrá lugar hasta el próximo 2 de mayo cuando el hacker australiano tenga que prestar declaración de nuevo ante la Corte de Magistrados de Westminster

Corresponsal en LondresActualizado:

Continúan las presiones al Gobierno británico sobre la situación de Julian Assange, tres días después de su detención. Tras haber pedido el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn a Theresa May que este no fuera extraditado a Estados Unidos, esta vez han sido 70 diputados, la mayoría de ellos del partido del propio Corbyn, los que han firmado una carta en la que piden al ministerio del Interior que priorice la entrega a Suecia del fundador de WikiLeaks si las autoridades de ese país lo solicitan por un supuesto caso de violación. Sus señorías solicitan que se tramite esta antes que la extradición a Estados Unidos.

Los parlamentarios británicos quieren que el Ejecutivo de May no ceda ante las presiones norteamericanas y que Assange responda ante la justicia sueca. «No presumimos la culpabilidad, por supuesto, pero creemos que el debido proceso debería ser seguido y el querellante debería ver que se hace Justicia», aseguran en una misiva en la que también cuestionan que las autoridades de Suecia tuvieran conocimiento de la detención de Assange. Piden, además, al titular de Interior británico «claridad» sobre si los fiscales del país nórdico fueron informados con anticipación de la decisión.

La Fiscalía británica ya ha manifestado que en caso de que haya más de una solicitud será el propio ministro del Interior, Sajid Javid, el que determine a cuál dar prioridad. Este, aún no se ha manifestado en este sentido y lo único que ha explicado del tema Assange es que «nadie está por encima de la ley» y que el activista australiano será juzgado con total imparcialidad.

Desde Suecia han dejado la puerta abierta a que se pueda retomar esa causa por presunto delito sexual que prescribe el año que viene. Sin embargo, la fiscalía del país aún no se ha pronunciado sobre si, finalmente, reabrirá un caso que sobreseyó en 2017 tras la imposibilidad de llevar al fundador de Wikileaks ante la justicia por estar este recluido en la embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012. Mientras, el siguiente paso en el caso Assange no tendrá lugar hasta el próximo 2 de mayo, cuando el hacker australiano tenga que prestar declaración de nuevo ante la Corte de Magistrados de Westminster. Lo hará por videollamada desde la cárcel y será entonces cuando comience el proceso oficial de extradición a Estados Unidos, que quiere interrogarle por conspirar con Chelsea Manning, la soldado estadounidense que filtró cables diplomáticos confidenciales del Gobierno de ese país.