Detienen a cerca de 800 inmigrantes en Veracruz, México

Agentes migratorios mexicanos, junto con el apoyo de la Guardia Nacional y la policía federal, detuvieron los vehículos para inspeccionarlos y descubrieron que tenían un «doble fondo»

MéxicoActualizado:

Las autoridades mexicanas detuvieron el sábado a cerca de 800 inmigrantes en el Estado de Veracruz, al sur de México. Los extranjeros indocumentados fueron hacinados en cuatro camiones de doble remolque cuando cruzaban Veracruz, concretamente en el tramo que comunica los municipios de Sayula de Alemán e Isla, mientras que otro vehículo fue detenido entre Sayula de Alemán y Acayucan.

Agentes migratorios mexicanos, junto con el apoyo de la Guardia Nacional y la policía federal, detuvieron los vehículos para inspeccionarlos y descubrieron que tenían un ‘doble fondo’.

«El objetivo es mantener una migración regular, ordenada y segura, con el respeto a los derechos humanos de las personas que transitan por el país», dijo el Instituto Nacional de Migración en un comunicado en el que destacaba que es de las primeras acciones realizadas por su nuevo dirigente Francisco Garduño Yáñez, quien hasta el viernes era el responsable de las cárceles federales.

Hacinar personas y esconderlas en vehículos son prácticas habituales que realizan los ‘polleros’, o ‘coyotes’, para que miles de inmigrantes atraviesen México de manera irregular hasta la frontera norte con Estados Unidos. A veces el viaje también incluye entrar en Estados Unidos como indocumentados. Según el secretario (ministro) de Exteriores mexicano Marcelo Ebrard, esta actividad de ilegal genera unos 6.000 millones de dólares por año, puesto que cada inmigrante paga desde 3.500 a 7.000 dólares por realizar este largo trayecto desde Centroamérica.

Esta operación ocurre una semana después de que México prometiera a Estados Unidos que reforzará su política de control migratorio de centroamericanos indocumentados que atraviesan el país camino hacia la primera potencia. A cambio de endurecer su política migratoria, el país latinoamericano logro que Estados Unidos imponga aranceles del 5% sobre todos los productos importados desde México. México tiene 45 días para demostrar a Washington que el flujo migratorio se ha reducido si no quiere que Donald Trump vuelva a la carga con los aranceles.

El acuerdo con Trump, que incluye el envío de 6.000 elementos policiales y militares a la frontera con Guatemala, ha supuesto un cambio radical en la política migratoria de Andrés Manuel López Obrador, quien gobierna México desde diciembre del año pasado y había prometido dar visados de trabajo para los inmigrantes centroamericanos, a la vez que defenderlos frente a Estados Unidos.