Un niño yemení en Saná
Un niño yemení en Saná - EFE

La ONU detalla posibles crímenes de guerra en Yemen

Los expertos señalan los ataques a las escuelas, hospitales y mercados, en los que han muerto miles de civiles

ABC
Actualizado:

Un grupo de expertos de Naciones Unidas ha advertido en un comunicado este martes que tanto el Gobierno de Yemen con el apoyo de la coalición militar liderada por Arabia Saudí, como los rebeldes huthis, han cometido actos que podrían constituirse como crímenes de guerra.

En su informe de 41 páginas y que cubre el periodo entre septiembre de 2014, cuando los huthis se hicieron con el control de Saná, hasta junio de 2018, los expertos han documentado que las partes en conflicto en Yemen habrían perpetrado, y seguirían haciéndolo, violaciones y crímenes en virtud del Derecho Internacional, si bien sería necesario que un tribunal independiente y competente lo ratifique.

Señalan los bombardeos a escuelas, hospitales y mercados , en los que murieron miles de personas como crímenes de guerra, así como el bloqueo aéreo y naval de la coalición.

Según han constatado, dichos bombardeos han alcanzado zonas residenciales, mercados, funerales, bodas, centros de detención, embarcaciones civiles e incluso instalaciones médicas. De acuerdo con las estimaciones de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, desde que el conflicto estalló en marzo de 2015 y hasta el 23 de agosto en Yemen se han contabilizado 6.600 civiles muertos y otros 10.563 heridos, si bien se cree que las cifras reales serían muy superiores.

«Hay pocas pruebas de ningún intento por las partes en el conflicto de minimizar las víctimas civiles. Les pido que prioricen la dignidad humana en este conflicto olvidado», ha reclamado el presidente del grupo de expertos, Kamel Jendoubi.

Este lunes, la coalición acusó a la ONU de parcialidad por condenar dos ataques aéreos en áreas controladas por los huthis que, según informes, mataron a decenas de niños yemeníes.

El portavoz Turki al-Malki dijo que la información de la ONU se basaba en «historias rebeldes».

Yemen ha sido devastado por un conflicto que se intensificó a principios de 2015, cuando los huthis tomaron el control de gran parte del oeste del país y obligaron al presidente Abdrabbuh Mansour Hadi a huir al extranjero.

La lucha y el bloqueo parcial de la coalición también han dejado a 22 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria, han creado la mayor emergencia de seguridad alimentaria del mundo y han provocado un brote de cólera que se cree que afectó a un millón de personas.