El presidente de Colombia, Iván Duque, y el ministro de Defensa, Guillermo Botero, en el Consejo de Seguridad celebrado este lunes
El presidente de Colombia, Iván Duque, y el ministro de Defensa, Guillermo Botero, en el Consejo de Seguridad celebrado este lunes - Efe

Cuba no entrega a Colombia a los miembros del ELN

Bogotá reclama a los guerrilleros que están en la isla tras el atentado del jueves

Corresponsal en BogotáActualizado:

La onda explosiva del atentado del pasado jueves en Bogotá ha salido de Colombia. Con la desafiante confirmación de autoría del golpe terrorista, que dejó una veintena de muertos, el grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha golpeado también el delicado entramado de política regional y bilateral que tiene Colombia.

El ministro de Exteriores colombiano, Carlos Holmes Trujillo, y el alto comisionado de la Paz del Gobierno de Iván Duque, Miguel Ceballos, reiteraron este lunes la petición formal del Gobierno colombiano a Cuba de entregar a los diez miembros del ELN que están en la isla (entre los dos Estados existe un tratado de extradición vigente desde 1932). La Habana ha desestimado la petición argumentando que, dentro de los protocolos firmados al inicio de las negociaciones, se daba un plazo de 72 horas para que las partes abandonaran el país.

Pero Trujillo, quien previamente se había reunido con los embajadores de los países garantes (Chile, Brasil Noruega y Cuba) para exponer la decisión del Gobierno y la respuesta del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, comunicado en el que condena el atentado terrorista y pide que los responsables sean llevados ante la justicia, reiteró la petición y mostró la potente artillería jurídica que soporta la solicitud al gobierno del Miguel Díaz-Canel.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, acudiendo a la diplomacia en Twitter, no tardó en responder: «Cuba jamás ha permitido ni permitirá que su territorio sea usado para la organización de actos terroristas contra ningún Estado. Cuba ha cumplido estrictamente su papel como garante y sede alternativa de la Mesa de Diálogos de Colombia entre el Gobierno y el ELN».

Todos los expertos esperan que Cuba entregue a los miembros del grupo guerrillero a un tercer país, que podría ser Venezuela, con lo cual el impacto de la acción terrorista del ELN reforzaría un delicado triángulo donde el gobierno Duque.

De La Habana a Caracas

El presidente colombiano se verá obligado a plantear una estrategia en el escenario internacional bien delineada y efectiva para mantener una relación cordial con Cuba, pero generándole presión, pues es el país que mayor influencia tiene sobre Venezuela. El gobierno colombiano sostiene con este país fuertes diferencias, en parte porque sirve de retaguardia para la guerrilla del ELN.

Así lo afirma el excanciller colombiano Camilo Reyes: «A Colombia le toca hacer un esfuerzo serio para rediseñar la estrategia frente a Cuba y su injerencia en los asuntos internos de Colombia, que ha sido positiva en proceso de paz, pero negativa cuando disimula los actos sangrientos de la guerrilla a la que termina cobijando». Ahora la pregunta es qué sigue en este debate en el que se va elevando la tensión.