Una cuarta víctima entre los escombros dejados por la potente explosión en una panadería de París

El centro de París amanecía ayer como si se tratase de una zona de guerra. Una potente explosión...

Actualizado:

El centro de París amanecía ayer como si se tratase de una zona de guerra. Una potente explosión en una panadería del distrito 9 de la capital francesa ha acabado con la vida de cuatro personas y ha dejado cerca de 50 heridos. Una de las víctimas mortales es la española Laura Sanz, de 36 años y madre de tres hijos había viajado a París acompañada de su pareja para pasar un fin de semana romántico, según han declarado sus familiares. Se alojaban en un hotel que está enfrente de la panadería que saltó por los aires. Entre los afectados por la explosión también hay otros dos españoles, un hombre y una mujer que están hospitalizados tras resultar heridos leves. Esta mañana los equipos de rescate han localizado entre los escombros el cadáver de una mujer que permanecía desaparecida y vivía en un apartamento que hay encima de la panadería.  Las otras dos víctimas mortales, dos bomberos de 27 y 28 años que formaban parte de una dotación que había acudido a la zona tras recibir un aviso por un intenso olor a gas. Según las primeras hipótesis, cuando inspeccionaban la panadería se produjo un incendio e instantes después todo salto por los aires. La potencia de la explosión ha sido tan intensa que ha afectado a numerosos edificios. Doce de ellos hoy están desalojados y clausurados por motivos de seguridad. La Fiscalía de París que se ha hecho cargo de la investigación, dice que probablemente se trata de un accidente pero todavía no descarta ninguna hipótesis.-Redacción-