AFP

China honra al sanguinario Mao Zedong con una estatua dorada de 37 metros de altura

La estatua ha sido levantada en una región donde la hambruna casuó a finales de los años cincuenta millones de muertos. En 2016 se cumplen 40 años de su muerte

Actualizado:

China ha levantado una estatua de 37 metros de altura de Mao Zedong en la región de Hunan, en el centro del país, que ha suscitado multitud de críticas de los internautas, según un portal de información chino.

Con un coste de tres millones de yuanes (cerca de 420.000 euros) y financiada por un grupo de empresarios locales, según el portal HMR.cn, la estatua dorada representa al histórico dirigente comunista sentado en un sillón con las manos cruzadas. La figura fue acabada el pasado diciembre después de nueve meses de obras, según este portal.

En el legado de Mao se cuentan, entre planes quinquenales y saltos adelantes, millones de muertos después de haber fundado la República Popular de China en 1949. Pese a que su muerte fue hace casi 40 años (septiembre de 1976), su figura continúa siendo fuertemente venerada por la mayoría de los chinos. Eso sí, poco se sabe de él y de sus desastrosas campañas económicas que causaron masacre tras masacre.

El dirigente actual Xi Jingping se ha referido a Mao Zedong como una «gran figura» que representa una retórica en favor de la centralización del poder, todo ello pese a que el Partido Comunista reconociera en 1980 errores en su mandato.

Otras de las críticas vienen de aquéllos que señalan que la estatua ha sido levantada en una región donde la hambruna casuó millones de muertos a finales de los años cincuenta.