Biden en Iowa
Biden en Iowa - AFP

Biden llama a Trump «peligro existencial» y este califica de «débil mental» al demócrata

Primer episodio del que puede ser el gran enfrentamiento del año que viene

Nueva YorkActualizado:

Donald Trump y Joe Biden están encantados de odiarse. Ayer lo escenificaron en Iowa, un estado clave en las elecciones presidenciales, donde coincidieron -aunque en campaña estas coincidencias son raras- varios actos políticos del presidente de EE.UU. y del favorito para ganar la nominación demócrata. Fue el primer episodio del que podría ser el gran enfrentamiento de 2020. Trump dijo del que fue vicepresidente con Barack Obama que es “el más débil mentalmente” de todos los candidatos demócratas y dijo que era un “perdedor” y que le recordaba “a la corrupta de Hillary”, en referencia Hillary Clinton, su contrincante en 2016. El presidente de EE.UU. bromeó con la falta de energía de Biden y criticó que lo único que hace es repetir su nombre.

Biden, por su parte, calificó a Trump de “peligro existencial” por su política comercial y criticó que es “fácil ser duro cuando quien lo sufre son otros, como los agricultores y los manufactureros”. También dijo que el presidente tenía “el rabo entre las piernas” por fracasos como intentar derribar la reforma sanitaria de Obama.

El enfrentamiento favorece a ambos: resalta la imagen de Biden como gran rival de Trump, frente al resto de candidatos demócratas, y concentra los ataques del presidente en un solo adversario, en lugar de una docena.