Andrés Pastrana (derecha), junto con Jorge Quiroga durante su retención en La Habana
Andrés Pastrana (derecha), junto con Jorge Quiroga durante su retención en La Habana - Twitter / @AndresPastrana_

Andrés Pastrana: «Nos encerraron en un cuartico con dos cámaras de la Inteligencia de Cuba grabando»

El expresidente colombiano cuenta a ABC cómo fue retenido y deportado por el régimen junto al boliviano Jorge Quiroga

MadridActualizado:

El expresidente colombiano Andrés Pastrana, junto con el que fuera mandatario boliviano Jorge Quiroga, debían estar este jueves en La Habana recogiendo el Premio Oswaldo Payá, que la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia ha otorgado en su segunda edición a la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA). Sin embargo, habla con ABC desde Bogotá, adonde ambos fueron devueltos el miércoles por el régimen castrista después de pasar tres horas retenidos en el aeropuerto, sin que se les permitiera la entrada en el país. «Desde que llegamos al aeropuerto Inmigración nos dijo que éramos inadmisibles, personas no gratas para el Gobierno cubano y que íbamos a ser deportados y no se nos iba a permitir el ingreso en la isla, como efectivamente sucedió», cuenta por teléfono.

Pastrana, presidente de la República de 1998 a 2002, recuerda que en su día viajó a Cuba en visita de Estado y fue recibido «con todos los honores», mientras que ahora el recibimiento ha sido muy distinto. «Se nos ha encerrado en un cuartico pequeño», con dos cámaras de televisión de la Inteligencia cubana grabando todos nuestros movimientos».

A su juicio, lo sucedido confirma que «esta dictadura es cada vez más dura». En este sentido, considera que «pone al descubierto» que mientras que «Timochenko» y el resto de jefes guerrilleros «pasean a sus anchas por La Habana» y que el presidente colombiano, su hermano y otros funcionarios viajan allí «sin ningún problema», no son «bienvenidos a la isla» quienes se oponen «a que se entregue la soberanía de Colombia a la dictadura cubana a través del proceso de paz con las FARC».

Ya el año pasado, en la primera edición del Premio Oswaldo Payá, «sucedió algo semejante», recuerda. Entonces no se permitió entrar en la isla al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, al expresidente mexicano Felipe Calderón ni a la hija del que fuera presidente chileno Patricio Aylwin, Mariana Aylwin.

Andrés Pastrana -que, al igual que Quiroga, cuenta con pasaporte diplomático- asegura que no se le ha dado explicación alguna de la negativa del régimen castrista a permitirles acceder al país. Únicamente se hicieron llamadas desde la Embajada cubana en Bogotá a personas de su entorno para hacerle saber que era mejor que no viajara a Cuba, porque no se iba a permitir ingresar. «Buscaban amedrentarme», señala.

«El comunicado de la Cancillería que dice que fui advertido por la Embajada cubana es vergonzoso»

En este sentido, considera «vergonzoso» el comunicado emitido por la Cancillería colombiana tras su deportación en el que indica que la legación cubana había informado de que Pastrana «fue advertido sobre que no se le permitiría el ingreso a Cuba debido a la actividad que iba a realizar en la isla». Según el propio afectado, «nunca» le llegó una «comunicación oficial» ni el embajador contactó con él, sino que solo se enviaron mensajes de amedrentamiento, insiste. Es más, asegura que solicitó, a través de un exfuncionario que trabajó con él, un encuentro con el presidente cubano, Raúl Castro, pero no obtuvo respuesta.

Ese tipo de mensajes para advertir de que no se viaje a la isla, continúa, responden a la forma en que actúan las dictaduras. «Tienen temor a que se les desenmascare, a que las desnudemos», señala Pastrana, que, no obstante, subraya que «hoy el mundo se da cuenta de que efectivamente hay una dictadura, de que no dejaron entrar a los presidentes, de que los deportaron».

«Raúl Castro pide que den voz al narcodictador Maduro y prohíbe entrar al país a dos demócratas»

El exmandatario colombiano denuncia además la «contradicción» de que Raúl Castro pida que le den voz a Nicolás Maduro en la Cumbre de las Américas de Lima mientras prohíbe la entrada al país «a dos demócratas». «Por un lado, quiere que se dé voz a un narcodictador, violador de los derechos humanos, que tiene a su pueblo muriéndose de hambre y sin medicinas, pero al tiempo cierra la entrada a dos presidentes simplemente porque van a recibir el premio de una figura que representa la libertad y la democracia en Cuba como Oswaldo Payá».

En cuanto a su relevo al frente del régimen, asegura que este domingo, para cuando se anuncian elecciones para la conformación de un nuevo parlamento, lo que habrá será «una selección», del mismo modo que el próximo 19 de abril, fecha para el nombramiento de nuevos dirigentes, tampoco se producirá ninguna elección, sino una «coronación».

Así mismo, considera «triste» que el diario «Granma», órgano del Partido Comunista de Cuba (PCC, único) publique este jueves un comentario editorial titulado «Crónica de un show anunciado», en el que tacha el episodio de «fallida provocación anticubana fraguada desde Washington».

Pastrana recuerda que el grupo IDEA, en cuyo nombre acudía a Cuba a recibir este jueves el Premio Oswaldo Payá y en el que participan 37 exjefes de Estado y de Gobierno, viene trabajando desde hace tiempo «en la promoción y la defensa de la lucha por la democracia en la región» y espera que su deportación sirva al menos para «abrir los ojos» ante la dictadura castrista.

La Red Lationamericana de Jóvenes por la Democracia que concede el galardón está presidida la hija del activista que le da nombre, Rosa María Payá, a la que el expresidente de Colombia define como «una luchadora que defiende la causa de su padre». Tras lo ocurrido, asegura que le ha dicho: «Hoy hemos dejado sembrada una semilla, y esperemos que florezca muy pronto para que llegue la libertad a la isla».