El líder Kim Jong-un, supervisando la prueba del nuevo misil antibuque
El líder Kim Jong-un, supervisando la prueba del nuevo misil antibuque - efe

Corea del Norte desplegará en sus fuerzas navales un nuevo misil antibuque «de alta precisión»

Ha probado el proyectil con éxito recientemente bajo la supervisión de Kim Jong-un

Actualizado:

Corea del Norte desplegará próximamente en sus fuerzas navales un nuevo misil antibuque «de alta precisión» que ha desarrollado y probado con éxito recientemente bajo la supervisión de Kim Jong-un, según informó hoy la agencia estatal KCNA, que no precisó dónde se llevó a cabo el lanzamiento.

«El misil antibuque de alta precisión fue disparado desde una embarcación lanzadera. El cohete inteligente localizó al objetivo enemigo con precisión, lo siguió e impactó en él», señala el comunicado de la KCNA.

El Ministerio de Defensa surcoreano cree que el lanzamiento tuvo lugar desde la costa este de Corea del Norte, aunque no cuenta con datos sobre el alcance del nuevo proyectil, según dijo un portavoz a la agencia local Yonhap.

El diario Rodong, rotativo del partido único norcoreano, publicó hoy fotos del lanzamiento desde un buque de guerra, y señaló que el proyectil permitirá «aumentar las capacidades de defensa de las aguas territoriales norcoreanas y reaccionar con fuerza a cualquier ataque militar del enemigo».

El líder norcoreano expresó su satisfacción por el ejercicio y apostó por desarrollar «más armas tácticas inteligentes y teledirigidas de alta precisión», en declaraciones recogidas por el mismo medio.

Los últimos ensayos conocidos de misiles antibuque norcoreanos tuvieron lugar en marzo de 2012, cuando el régimen disparó dos proyectiles KN-01, con un alcance de 120 kilómetros, desde la provincia de Pyongang del Norte, en el extremo noroccidental.

Asimismo, a lo largo de 2014, Corea del Norte realizó múltiples lanzamientos de prueba de misiles, que elevaron la tensión en la zona, y siguió reivindicando su ambición de desarrollar armas nucleares contra la que considera una «amenaza» militar de EEUU y su socio Corea del Sur.