Miembros de las fuerzas de seguridad trasladan el cuerpo de Nisman
Miembros de las fuerzas de seguridad trasladan el cuerpo de Nisman - REUTERS

Los investigadores piden «prudencia» en la muerte del fiscal que denunció a Fernández

Se confirma que el cadáver de Nisman lo encontró su madre y que en su casa había una pistola

Actualizado:

La fiscal que investiga la muerte del fiscal federal Alberto Nisman ha confirmado este lunes el hallazgo de un arma en su vivienda de Buenos Aires, donde ha sido encontrado muerto, pero ha pedido «prudencia» y «cautela» a la espera de las conclusiones de las investigaciones.

«Les pido prudencia», ha dicho la fiscal Viviana Fein, que ha confirmado que el cuerpo ha sido encontrado por la madre de Nisman en el baño de su departamento, en un edificio con seguridad privada en el exclusivo barrio porteño de Puerto Madero.

Fein ha confirmado a los medios también el hallazgo de un arma del calibre 22 en la vivienda, pero ha evitado hacer comentarios sobre las circunstancias de la muerte de Nisman, el fiscal que ha llevado la causa por el atentado con la mutual judía AMIA.

Nisman ha sido encontrado muerto unas horas antes de su comparecencia prevista para este lunes ante el Congreso para detallar la denuncia que alcanza a la presidenta argentina, Cristina Fernández, y varios de sus colaboradores por el supuesto encubrimiento de los presuntos autores del atentado contra la AMIA, que causó 85 muertos y más de 300 heridos en 1994.

Las informaciones de Nisman

Alberto Nisman contaba con grabaciones de conversaciones telefónicas entre las autoridades iraníes y agentes de inteligencia y mediadores argentinos que, según el fiscal, demostrarían que Argentina suscribió un memorándum de entendimiento con Irán que implicaría el encubrimiento de los sospechosos del atentado contra la AMIA a cambio de impulsar el comercio bilateral y el intercambio de petróleo por grano en un contexto de crisis energética en el país suramericano.

Tras la denuncia, el Gobierno se apresuró a cerrar filas en defensa de Cristina Fernández y acusó al fiscal de mentir y de dejarse arrastrar por conflictos internos en la Secretaría de Inteligencia.

El atentado contra la AMIA causó 85 muertos y 300 heridos el 18 de julio de 1994, dos años después de que una bomba explotara frente a la embajada de Israel en Buenos Aires y provocara 29 víctimas mortales. La investigación y la comunidad judía atribuyen a Irán y a la organización Hizbulá la planificación y ejecución de ambos atentados.