George Rooke, el almirante inglés que tomó Vigo y Gibraltar

Entre muchas y sonoras derrotas navales, este marino consiguió en 1702 y 1704 dos de las victorias más importantes de la historia de Inglaterra

Actualizado:

Puede que Francis Drake fuera el corsario inglés más odiado en España y Horatio Nelson el marino que aparecía en todas las pesadillas de Carlos IV. Eso es innegable. Pero la realidad es que, además de estas estrellas navales lanzadas a la fama por un gobierno ávido de encumbrar héroes nacionales, hubo otros personajes que, aunque olvidados, se mostraron igual de traicioneros y de deseosos de caer sobre los bajeles hispanos para gloria de la «Royal Navy». Uno de ellos fue el gotoso almirante George Rooke (1650-1709). Un pobre diablo que, a pesar de que acabó sus días apartado de la cubierta de un bajel por desavenencias políticas, logró acabar en 1702 con la flota de Indias que había atracado en Vigo cargada de riquezas y, apenas dos años después, conquistó Gibraltar.