El intestino es permeable, pero debe filtrar bien para no dejar pasar lo negativo al organismo.
El intestino es permeable, pero debe filtrar bien para no dejar pasar lo negativo al organismo.

Lo que sucede cuando tu intestino deja que pase lo malo a tu cuerpo

El intestino es permeable, pero cuando filtra al organismo más de lo que corresponde, se producen problemas de salud

Síndrome del colon irritable: qué es y cuáles son sus síntomas

Actualizado:

La permeabilidad intestinal es la capacidad que tiene la mucosa de tu intestino para absorber los nutrientes que provienen de la dieta. El intestino es permeable de manera fisiológica y selecciona los nutrientes que van a entrar en el cuerpo descartando las sustancias que se van a desechar y, por tanto, eliminar, es decir, como explica el Dr. Oscar Cáceres, alergólogo e inmunólogo clínico de la Unidad SHC Medical del Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz de Sevilla, es una barrera defensiva que impide, por ejemplo, el paso de metales pesados, químicos o bacterias, que son sustancias perjudiciales para la salud.

Esa capacidad permeable del intestino se origina en unas complejas estructucturas de la pared intestinal: el epitelio o las células epiteliales están íntimamente unidas unas con otras e impiden el paso de las sustancias y la microbiota, que es la flora bacteriana del tracto intestinal, hace también su papel manteniendo la adecuada permeabilidad intestinal, según explica el experto.

Un intestino «demasiado» permeable

Cuando la permeabilidad intestinal está aumentada y permite el paso de sustancias que, de manera normal, nunca atravesarían la pared intestinal ni entrarían en el cuerpo, se sufre el síndrome del intestino hiperpermeable o el síndrome de aumento de la permeabilidad intestinal. Las consecuencias de este mal funcionamiento son, según detalla el Dr. Cáceres, la activación del sistema inmunológico y del sistema nervioso con el que está íntimamente relacionado el intestino, apareciendo una sintomatología en el paciente. «Cuando un individuo tiene la permeabilidad intestinal aumentada ocurre un proceso inflamatorio, una respuesta inmunológica anómala, que puede dar lugar a una variedad de síntomas digestivos como hinchazón exagerado de abdomen, gases, digestiones pesadas, estreñimiento o diarrea, dolor abdominal… Pero este proceso que se inicia a nivel digestivo no solo queda ahí, sino que los pacientes pueden tener síntomas sistémicos, dando lugar a eccemas y urticarias en la piel, dolores de cabeza o migrañas, dolores musculares o articulares», detalla.

Además, el experto asegura que se está estudiando la posible influencia de la permeabilidad intestinal en el síndrome de fatiga crónica y en el colon irritable, así como su relación con enfermedades como la celiaquía.

También se ha estudiado el hecho de que ese aumento pueda favorecer que el paciente desarrolle sensibilidad a determinados alimentos o incluso alergias alimentarias.

Otro de los aspectos que se han observado es que, según el inmunólogo, los pacientes que padecen fibromialgia, síndrome metabólico u obesidad tienen un aumento de la permeabilidad intestinal.

Lo que más afecta al intestino

Cualquier proceso inflamatorio que afecte a la mucosa digestiva puede alterar la permeabilidad intestinal, según revela el Dr. Cáceres. Entre otras causas, el experto cita enfermedades como la celiaquía, enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa; así como las infecciones bacterianas o víricas que provoquen gastroenteritis. También se ha visto que el uso de fármacos (antibióticos y antiinflamatorios) que afectan a la microbiota pueden alterar la permeabilidad intestinal, al igual que sucede como el consumo de alcohol o algunas sustancias químicas que contienen los alimentos procesados (conservantes, aditivos y excipientes).

El cuerpo es el que regula la permeabilidad intestinal, que también puede aumentar de manera fisiológica como sucede, por ejemplo durante el embarazo y en función de los hábitos dietéticos y del ejercicio físico que se realice.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia