Imagen del Salón Pasis Perdidos del senado donde se celebró el foro Stop Suicidio Demográfico - Ignacio Gil
IV Foro Stop Suicidio Demográfico

Faltan 240.000 niños más al año para lograr el reemplazo generacional en España

Especialistas en familia apuntaron en el Senado que «el reto demográfico es un reto político»

Actualizado:

El descenso de la natalidad y el envejecimiento de la población en nuestro país ha sido el tema central del el IV Foro #Stop Suicidio Demográfico, organizado por ABC y la Asociación de Familias Numerosas de Madrid. Luis Aznar Fernández, Secretario primero de la Mesa de la Diputación Permanente del Senado, fue el encargado de inaugurar este foro y quien destacó que «se trata de un problema que debe ocupar un lugar prioritario en la agenda política porque hay indicadores que demuestran que se tienen 1,3 hijos por mujer, lo que no coincide con la voluntad de las personas que manifiestan que quieren tener, al menos, dos hijos».

Añadió que hay que seguir avanzando en apoyos a la natalidad como con la elaboración de una nueva ley de natalidad y la puesta en marcha de un amplio paquete de medidas fiscales. «Estas medidas son factibles, pero para aplicarlas hace falta un gran compromiso de todos», aseguró.

En este sentido, la presidenta de la Asociación de Familias Numerosas de Madrid, María Menéndez, puntualizó que hacen falta propuestas y leyes «para fomentar la natalidad y fortalecer la familia, que es la cuna y escuela de las nuevas generaciones que darán vigor al futuro».

María Menéndez: «La familia es la cuna y escuela de las nuevas generaciones que darán vigor al futuro»

En su turno de palabra Manuel Blanco, economista politólogo y autor de «Una sociedad sin hijos», afirmó que el problema de la baja natalidad y el envejecimiento de la población está más que diagnosticado. «En términos de fecundidad, desde el sector privado, a excepción de algunas asociaciones de familia, no están haciendo nada. Existe desidia desde muchos sectores. No se cae en la cuenta de que sin nacimientos no hay nación».

Manuel Blanco: «Tener un hijo en nuestro país cuesta lo mismo que tener un piso céntrico en Madrid o Barcelona»

Explicó que para ayudar a las familias a tener hijos hay que saber primero cuánto cuestan porque sin saberlo se aplicarían medidas que serían estériles e, incluso, contraproducentes. Apuntó que traer a un niño a España puede costar lo mismo que un piso céntrico en Madrid o Barcelona. «Criarlo hasta los 18 años puede suponer unos 97.000 euros, cuando las ayudas a la natalidad cubren tan solo el 20% del gasto durante los primeros 36 meses. En el estrato donde se toman las decisiones del país son conscientes de esta situación, pero no se quiere asumir porque, de momento, se puede seguir tirando así, sin hacer nada».

Añadió que la baja fecundidad está provocando que los españoles «deban elegir ya quién costeará su sanidad y sus pensiones cuando sean ancianos: sus propios hijos, los escasos hijos de sus vecinos o los extranjeros que, por cierto, también tendrán progenitores ancianos», matizó.

En su discurso propuso como solución llevar a cabo, en primer lugar, una estrategia terapéutica integrada porque cada vez hay en nuestro país menos gente joven y menos tiempo de reacción. «Además, es necesario paliar la deuda pública con medidas específicas. No se puede luchar presupuestariamente en dos frentes a la vez: el de los costes del envejecimiento y el de los de mejora de la fecundidad. No se puede», remarcó.

Huelga de natalidad

Explicó que no hacer nada, a quien más perjudica es a las generaciones más jóvenes «que no tienen ahora ni voz ni voto –puntualizó–. Pedimos 18.000 millones de euros al año para mantener las pensiones. ¡Es una aberración! Yo animaría a hacer una huelga de natalidad durante tres años para que todo el mundo visualice el impacto social y económico que esta decisión generaría. Para muchos sectores sería letal», concluyó.

La embajadora de Hungría en España, Enikó Gyóri explicó que las políticas de familia solo funcionan si se diseñan a largo plazo, si hay estabilidad y previsibilidad y si se monitorizan los resultados. Destacó que en su país se ha hecho una gran apuesta por la familia. «Ayudamos a las familias para que puedan comprar un piso con un subsidio de 32.200 euros si se comprometen a tener tres hijos y otros 46.600 euros de hipoteca bonificada. La novedad ahora es que con el segundo ya lo concedemos. Resultado: 97.000 familias se han aprovechado de esta medida. También ofrecemos reducciones fiscales de tal manera que las familias con dos y tres hijos casi no pagan IRPF. La novedad es que madres con cuatro hijos a partir de 2020 no van a pagar IRPF. Por otra parte, las mujeres universitarias si deciden tener un hijo no tienen que trabajar antes para recibir el subsidio. Además, las madres que han trabajado 40 años pueden retirarse y convertirse en abuelas activas para ayudar a las familias. Los abuelos también reciben subsidios si los padres deciden trabajar los dos», puntualizó.

Enikó Gyóri: «Las medidas pro familia nos cuestan el 4% del PIB, pero ya están dando resultados muy positivos»

Añadió que con el nacimiento de un hijo se abre una póliza con intereses preferenciales del 5,8%, además de comida y libros gratuitos en escuelas primarias.

Aclaró que estas y otras medidas les cuestan el 4% del PIB, pero que en los últimos siete años la situación demográfica ha mejorado. «La tasa de fecundidad ha pasado de 1,2 a 1,4; han aumentado el número de matrimonios, ha disminuido un 33% en número de abortos y la tasa de empleo femenino ha crecido un 12%», explicó la embajadora.

Frente a estos datos, Eduardo Hertfelder, presidente del Instituto de Política Familiar (IPF), lamentó que en España nacen menos niños desde hace 35 años, «por lo que no es un hecho puntual. Se necesitan 240.00 niños más al año para asegurar el reemplazo generacional. Si no se toman medidas urgentes, las consecuencias serán catastróficas en 2050».

Eduardo Hertfelder: «Es necesario un Ministerio de Familia con capacidad para la promoción y protección de las familias»

Explicó que desde el IPF se han planteado 100 medidas urgentes. «Las políticas públicas deben diseñarse con perspectiva de familia, que es la base del fortalecimiento de la familia y la sociedad. Por ello, hay que llevar a cabo medidas básicas como facilitar una vivienda digna, garantizar el Derecho a la libertad para tener hijos, la conciliación, la estabilidad conyugal y fiscalidad con perspectiva de familia...».

Para que todas las medidas sean reales, Hertfelder abogó por la creación de un Ministerio de la Familia, «con suficiente capacidad organizativa y presupuestaria para desarrollar la promoción y protección de la familia, equiparándose así con la mayoría de los países de la UE».

María del Mar Angulo:«Asegurar el estado de bienestar pasa por asegurar los servicios públicos, lo que requiere un mayor índice de natalidad»

Las conclusiones del foro corrieron a cargo de María del Mar Angulo, senadora de la Diputación Permanente, quien aseguró que todas las medidas deben tener permanencia. En los últimos meses, la senadora ha presidido la Comisión de Estudios sobre la Evolución Demográfica en España y destacó que 53 medidas, de las cien que consta el informe que se aprobó hace un mes en el Senado, son de apoyo a la familia. Entre esas medidas señaló la difusión de información para promover la sensibilización social sobre la importancia de la maternidad y paternidad, la visibilización de las funciones sociales que cumple la familia, impulsar la aprobación de una Ley de protección de la maternidad, la infancia y la familia, la mejora y reconocimiento de las familias monoparentales, el respaldo a las familias con hijos con discapacidad o enfermedades raras, mejorar el respaldo e incentivos fiscales dirigidos a familias y a la natalidad, extender el esquema de las prestaciones por hijo a cargo...

«El reto demográfico se ha convertido en un reto político porque necesitamos sostener el estado de bienestar y, para ello, hay que asegurar los servicios públicos, lo que requiere unas tasas de natalidad que permitan garantizar la financiación de estos servicios. El reto demográfico —destacó— debe estar plasmado en las leyes y en los presupuestos porque es lo que permite poner las medidas en práctica y darlas continuidad».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia