Fachada principal del Santiago Bernabéu, con las dos torres que serán demolidas y reubicadas
Fachada principal del Santiago Bernabéu, con las dos torres que serán demolidas y reubicadas - ÓSCAR DEL POZO

El Real Madrid demolerá dos torres del Santiago Bernabéu al reformar el estadio

También gestionará, los días que haya partido, la nueva zona verde que se construirá en La Esquina

MadridActualizado:

El Real Madrid tirará dos de las cuatro torres de acceso al estadio Santiago Bernabéu de acuerdo con el proyecto de ampliación del recinto. Concretamente se trata de las torres B y C, situadas frente al Paseo de la Castellana, que serán demolidas para después volver a ser construidas, también con vistas a dicho paseo, pero más centradas en la fachada principal del estadio. Así se lo confirmó ayer el Ayuntamiento de la capital a los vecinos del distrito de Chamartín -afectados por la reforma- en una reunión informativa.

Varios técnicos municipales del área de Desarrollo Urbano Sostenible y de la Dirección General de Planeamiento y Gestión Urbanística desgranaron el estado en el que se encuentra el proyecto de remodelación del estadio madridista, cuyas obras comenzarán, según los cálculos que manejan en el Consistorio, el próximo verano. Esto se debe a que el club aún debe conseguir la licencia para comenzar con unas obras que se realizarán a través de un plan especial que desde el área de Urbanismo quieren gestionar de forma unitaria, según se reconoció en la reunión, que presidió Mauricio Valiente, Tercer Teniente de Alcalde de la capital y concejal-presidente del distrito de Chamartín.

Pese a que los técnicos sugirieron que el Real Madrid pretendía arrancar las obras este mismo verano, los funcionarios desecharon esta opción, ya que el club aún debe presentar dos documentos clave para el desarrollo del plan y que son los que darían luz verde a la tramitación de la licencia general de reestructuración del estadio. «Pasa por dos trámites relacionados con el proyecto de reparcelación para recolocar las dos torres que dan al Paseo de la Castellana y por el proyecto de urbanización», suscribieron los trabajadores municipales.

La recolocación de las torres supone la demolición y posterior reconstrucción de las mismas, pero en una nueva ubicación, más centrada en la fachada principal del estadio. Este reforma, que no se apreciara fácilmente a ojos del paseante -ya que el nuevo estadio tendrá una cobertura que tapará las torres- mejorará la seguridad en el feudo blanco y también las tareas de evacuación de la hinchada.

Por otro lado, el proyecto presentado por el club que preside Florentino Pérez plantea la demolición del centro comercial La Esquina del Bernabéu. En este espacio, de 5.500 metros cuadrados, se construirá una zona verde que obedecerá a un régimen de propiedad privada pero uso público.

Posible «fan zone»

Esta figura legal permitirá que, según apostillaron los técnicos, cualquier ciudadano pueda disfrutar del espacio todos los días salvo aquellos en los que haya partido, que será el Real Madrid quien decida las actividades que allí se desarrollen. Esto también abre la puerta a que el club blanco decida ubicar allí desde una zona para aficionados -«fan zone», en inglés- o incluso los puestos donde se venden los artículos promocionales del equipo. Eso está aún por ver, como la fecha de la demolición definitiva de La Esquina, espacio anexo desde el año 1992.

Aún quedan, eso sí, unos años hasta que todo esté listo. Según los cálculos municipales, podrían comenzar las obras en el verano de 2018 si se aprueba toda la documentación; continuar los trabajos a lo largo de 2019 -con especial énfasis en verano- y terminar el nuevo estadio a mediados de 2020.