AYUNTAMIENTO

Un joven de 21 años, muy grave, al desatarse un incendio en su vivienda de Carabanchel

Se cree que el fuego se desató mientras dormía, por lo que inhaló mucho humo. Fue rescatado inconsciente y así llegó al hospital

MadridActualizado:

Un joven de 21 años ingresó muy grave esta mañana en el Hospital 12 de Octubre por inhalación de humo tras incendiarse el piso en el que reside situado en el distrito de Carabanchel. Fueron los vecinos quienes dieron la voz de alerta poco antes de las siete de la mañana. De no haber sido así, tal vez, este chico habría muerto intoxicado.

El fuego se desató por causas que están siendo investigadas por la Policía Municipal en la vivienda en la que se encontraba solo, situada en la segunda planta de la calle Blazón, según informó una portavoz de Emergencias Madrid.

El chico se encontraba solo en el domicilio y se cree que el siniestro le sorprendió mientras dormía, por lo que inhaló gran cantidad de humo. Debió despertar por las llamaradas y el intenso calor. Acabó desplomándose en el pasillo, cerca de la entrada. Tal vez pretendía salir de la vivienda y ponerse a salvo.

Hasta el lugar se desplazaron tres dotaciones de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid y una UVI-móvil del Samur-Protección Civil. A la llegada de los primeros efectivos, las llamas habían roto por una ventana de la fachada y el fuego estaba muy desarrollado.

La Policía Municipal y los Bomberos tranquilizaron a los residentes y les recomendaron que se quedaran recluidos en sus casas sin salir al exterior para no exponerse al humo. Estos indicaban que en la vivienda foco del accidente se encontraba una persona.

Desplomado en el pasillo

Así fue. Cuando derribaron la puerta blindada, los bomberos hallaron enseguida a la víctima, inconsciente. Fue atendido por los sanitarios del servicio de emergencias que le intubó y fue trasladó en una Unidad de Soporte Vital Avanzado con preaviso hospitalario, hasta el 12 de Octubre con pronóstico muy grave. No había recuperado la consciencia.

Mientras, los efectivos sofocaron el fuego en el interior instantes después. Este afectó a tres habitaciones, entre ellas el dormitorio, que quedaron arrasadas. El resto del piso también resultó dañado por el humo y por las calorías. En el exterior se afanaron en que el siniestro no alcanzara a ningún piso más.

El Samur también atendió a una vecina en el lugar por intoxicación leve de humo. No fue necesario evacuarla a ningún hospital.