Funcionarios de los juzgados de Gran Vía se plantan por el calor en sus oficinas

Los trabajadores deben soportar temperaturas que superan ampliamente los 30ºC desde primera hora de la mañana

MadridActualizado:

Funcionarios del juzgado de lo Mercantil número 8, en el número 52 de la madrileña Gran Vía, decidieron este lunes plantarse y dejar de trabajar por las altas temperaturas registradas en el interior de sus oficinas, que superan con creces los 30ºC. Así lo hicieron saber algunos de ellos a CSIF en el día de ayer. Los funcionarios del resto de juzgados –además de la jurisdicción Mercantil, en esta sede judicial también hay juzgados de lo Contencioso-Administrativo y de Primera Instancia– se están planteando también cesar en su actividad, ya que el problema con el aire acondicionado es generalizado en el edificio.

Cinco trabajadoras del juzgado Mercantil 8 han remitido un escrito a la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid comunicando que cesaban la actividad por «las altas temperaturas alcanzadas en la segunda planta» del edificio, lo que ocasiona un «estrés térmico que impide el correcto desempeño de las labores propias del cargo». Tras ello, CSIF Justicia Madrid remitió un escrito a la Consejería pidiendo que se solucione este problema lo antes posible.

Por otra parte, CSIF también presentó otro escrito a la Subdirección General de Infraestructuras Judiciales exigiendo soluciones inmediatas a los problemas con el aire acondicionado en los Juzgados de Valdemoro, donde, un verano más, se están registrando temperaturas que provocan que los funcionarios no puedan trabajar con normalidad. Según varios trabajadores, este lunes se alcanzaron temperaturas superiores a los 32ºC en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de esta localidad, que han motivado las quejas de funcionarios y usuarios.

La temperatura adecuada: entre 17 y 27ºC

Cabe recordar que el verano pasado se denunciaron varias incidencias relacionadas con la deficiente climatización de varios juzgados de la Comunidad de Madrid. No obstante, muchos de los problemas persisten un año después. En el caso de los de Valdemoro el problema es aún mayor, ya que este es el tercer verano con temperaturas incompatibles con la actividad normal de un juzgado.

CSIF Justicia Madrid ha puesto estas situaciones en conocimiento de la Subdirección de Infraestructuras Judiciales de la Comunidad de Madrid, a la que recuerda que la ley establece que «la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 ºC», y la humedad relativa rondará entre el 30 y el 70%, excepto en los locales donde existan riesgos por electricidad estática, donde el límite será del 50%.

La Central Sindical, a través de una nota de prensa, exige una solución urgente a las incidencias indicadas, bien con la adaptación, reparación o la sustitución de los aparatos de aire acondicionado, al objeto de proporcionar la temperatura, ventilación y humedad idóneas en el interior de dichos juzgados.