César Román, «Rey del Cachopo» junto a su novia, Heidi Paz - Vídeo: ATLAS

Detenido el «rey del cachopo» en Zaragoza como investigado en la muerte de su novia

El ahora arrestado trabajaba como cocinero en el restaurante Casa Gerardo, donde se hacía llamar Rafael. Había cambiado su aspecto: lleva barba y el pelo rapado

MADRIDActualizado:

Policía Nacional ha detenido a César Román, más conocido como el «rey del Cachopo», esta mañana en Zaragoza, como investigado en la muerte de Heidi Paz Bulnes, su novia. El arresto se ha producido en el restaurante Casa Gerardo, situado en la calle de Italia, 57, cerca del centro de la ciudad donde trabajaba como cocinero. La joven, de 25 años, apareció descuartizada en agosto dentro de una maleta en un local de Usera, que el «rey del cachopo» había alquilado poco antes para montar un nuevo restaurante.

Según fuentes de la investigación, el «rey del Cachopo» estaba trabajando en la ciudad aragonesa. Fue la dueña del restaurante en el que estaba empleado quien lo identificó al ver su imagen en la televisión y llamó a las autoridades. En el restaurante, César se presentó como Rafael y había cambiado su aspecto: ahora lleva barba y el pelo rapado.

La familia de Heidi denunció la falta de noticias de la chica el 23 de julio y la de César el 30 del mismo mes, cuando se le perdió la pista. La pareja comenzó su relación en abril, tras conocerse en uno de los restaurantes de César Román en el que ella trabajaba como camarera.

El hallazgo del cuerpo sin vida de la joven se produjo el pasado 13 de agosto, al desatarse un pequeño incendio en el sótano de un edificio situado en el número 3 de la calle de Sebastián Gómez. Al sofocarlo, los bomberos descubrieron un tronco femenino troceado, abrasado y cubierto de sosa cáustica o algún acelerante blanco, al que le faltaba la cabeza y las extremidades con el fin de entorpecer su identificación. Junto a la maleta había un gran charco de sangre. Ahora también se ha descubierto que, con el mismo fin, a la víctima, que llevaba prótesis de silicona, le habían amputado los pechos, según avanzó Telemadrid. ¿El motivo? Llevan un número de serie que podrían conducir a averiguar de quién se trataba.

No obstante, ha sido el ADN el que ha permitido averiguar la identidad de la infortunada hondureña, una vez cotejado con el de su madre.

El « rey del cachopo» consiguió montar todo un imperio con el plato asturiano. En apenas año y medio este hombre logró abrir cinco restaurantes. Pero las deudas con sus empleados y sus socios se acumularon y algunos le denunciaron, entre ellos, su contable, por estafa. Sus locales echaban el cierre y su agresiva campaña comercial languidecía. Desde que desapareció, hasta ahora, nada se sabía de él, tan solo que, como ha informado este diario, ayer la policía emitió una orden de busca y captura y que en agosto habló en varias ocasiones con una hermana que reside en Holanda ajena a lo que ocurría.