Los taxistas de Madrid ponen fin a la huelga indefinida tras 16 días - EP/ ATLAS

La Comunidad ofrece taxi compartido, precio fijo y poder trabajar taxi 24 horas

El Gobierno regional pide que los taxistas no radicales den «un paso al frente»

MADRIDActualizado:

Hacer del taxi un sector más competitivo es el objetivo que se ha fijado el Gobierno regional, según aseguró ayer el portavoz y vicepresidente Pedro Rollán. Para ello, trabajan en un nuevo reglamento que ofrecen al sector, y en el que se recogen novedades como poder trabajar 24 horas al día, taxi compartido o precios fijos.

Mientras los profesionales del volante eran llamados por sus representantes a una consulta para decidir sobre el final de la huelga indefinida, el Gobierno regional comenzaba a tender puentes para ese «día después» de un conflicto que se ha enconado de una manera inesperada.

Así, los responsables políticos autonómicos se dirigieron ayer a los taxistas que no han mantenido «una postura radical» en estos días de huelga, y les pedía que «den un paso al frente». Para atemperar las tensiones –disparadas tras un conflicto tan largo como infructuoso para los taxistas–, Rollán adelantaba ayer las líneas generales de un «muy ambicioso documento» en el que trabaja el Gobierno regional y que expondrán en breve a los taxistas.

Nueve plazas

En él, una nueva versión del reglamento del sector muy cerca ya de aprobarse, se les ofrece que puedan trabajar 24 horas al día, eliminando la limitación que actualmente rige de 16 horas máximas con el taxímetro funcionando. Además, se recogen otras medidas como taxis de hasta nueve plazas, que permitan usos y trayectos compartidos. Y se establecerían tarifas fijas –máximas–, posibilidades todas ellas que ahora no se pueden dar en estos vehículos. También se contempla poner a disposición de los taxistas medios para que puedan prestar servicio con las últimas tecnologías en los medios de pago.

El Ejecutivo quiere evitar «previsibles reclamaciones patrimoniales» de las VTCsi se sienten perjudicadas

El portavoz del Gobierno regional, Pedro Rollán, insistió en que la Comunidad mantiene «una postura de equilibrio entre el taxi y las VTC». Y también mantuvo que la legislación sobre estas materias debe correr por parte del Estado y ser común a toda España. Desde la Comunidad, aseguró, están dispuestos a aprobar regulaciones que vayan en pro del taxi «pero nunca en contra de otro colectivo».

Aviso de Competencia

Rollán dio también las razones por las que habían variado de criterio en 15 días, suprimiendo ahora la oferta que hicieron el 28 de enero a los taxistas de una reforma exprés de la Ley de Transportes de la Comunidad de Madrid que recogería algunas de sus reivindicaciones, como evitar la captación en la calle de clientes por parte de las VTC. En este sentido, el portavoz aseguró que el cambio de opinión se debía a una modificación de las condiciones que se daban: por un lado, por la advertencia de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia de que no podría haber diferencia en el trato al taxi y a las VTC.

Por otro, la Comunidad madrileña se alarmó ante la «pérdida de 2.600 puestos de trabajo en Cataluña» debido al cese de actividad de las VTC. En tercer lugar, querían evitar «previsibles reclamaciones patrimoniales» de titulares de VTC si variaban sus condiciones de trabajo, que días atrás el propio Rollán había cifrado en unos 4.000 millones de euros.

El vicepresidente del Gobierno autonómico prometió «una postura de equilibrio» hacia ambos sectores, pero pidió también «sosiego» y «no perder de vista al usuario», al tiempo que se respetaba su derecho a elegir el modo de transporte que prefiere.