El asesinato de Miriam Vallejo podría tener un móvil sexual o machista

Actualizado:

Salió a pasear a sus perros, tal y como tenía por costumbre, y ya no regresó. Su cuerpo sin vida fue hallado por una pareja minutos antes de las nueve de la noche del miércoles. Yacía en un sendero de tierra muy frecuentado por los aficionados a caminar, al «footing» y al ciclismo. Estaba cosida a cuchilladas en la calle del Monte de las Encinas, en un paraje situado entre las Comunidades de Madrid y Castilla-La Mancha perteneciente al término municipal de Meco (Madrid), colindante con Villanueva de la Torre (Guadalajara), donde vivía la víctima.

Se llamaba Míriam Vallejo, tenía 25 años, y se acababa de mudar a este último pueblo: lo hizo en octubre desde la localidad en la que había residido y estaba empadronada, Alovera, de la misma provincia. El caso lo investiga la Guardia Civil. Todas las hipótesis están abiertas, desde el móvil sexual al de la violencia de género, si bien es cierto que no constaba ninguna denuncia por malos tratos ni por su desaparición. Por eso se cree que el crimen se produjo poco antes de que fuera hallada Mimi, como era conocida familiarmente.