Captura del vídeo de presentación para el concurso
Captura del vídeo de presentación para el concurso - ABC
GALICIA

La juez del tarot de Lugo, nueva concursante de First Dates

Se presenta como una amante de los animales y el esoterismo, que busca a un hombre más joven que ella

SantiagoActualizado:

La juez de Lugo investigada por ejercer como tarotista en sus horas libres añade una nueva polémica a su controvertido historial. En el pasado fue castigada por demorar la puesta en libertad de un detenido por irse al gimnasio, recibió llamadas de atención por llevarse a su gato a las vistas y la acusaron de fumar en la sala. El último capítulo de las singularidades que rodean a esta magistrada, que en breve será trasladada a un juzgado de Violencia Machista de La Coruña, estuvo marcado por su querencia por el esoterismo. El pasado año, decenas de folletos anunciaban en los parabrisas de los coches del centro de Lugo sesiones de tarot a 15 euros para quienes quisiesen conocer su futuro. Detrás de estos anuncios se escondía una juez con una situación económica más que relajada -ingresa unos 60.000 euros al año- y que reside en un enorme piso en la zona más cara de la ciudad. Esta conducta derivó en una investigación por parte del Consejo del Poder Judicial que la puso bajo el foco mediático, pero que finalmente quedó en papel mojado.

Pese a la polémica, ella se ha mostrado relajada en todo momento y ha continuado con las clases de zumba a las que habitualmente entrega varias horas a la semana y con su vida social. Tanto es así que en las últimas semanas su comportamiento fuera de los juzgados le ha devuelto un protagonismo que parece no incomodarla. Esta vez, la juez ha saltado a los medios por enviar un vídeo al programa de televisión First Dates a través del que se presenta como una mujer amante «del deporte, los animales y el esoterismo» que busca a un hombre más joven que ella o que al menos lo aparente. La magistrada explica que tiene 56 años, pero que parecen menos, y que le gustaría encontrar el amor.

Una estudiante de Matrícula

Las excentricidades de esta profesional del Derecho contrastan con su carrera judicial, plagada de Matrículas de Honor y éxitos académicos. Natural de Madrid, cursó estudios de Derecho en la Universidad Complutense, donde destacó por sus notas. Su primer destino fue Cantabria, donde recibió su primera sanción por criticar el juzgado en el que estaba, de Violencia contra la Mujer, y afirmar que la Ley de Violencia de Género no servía para nada. Después regresó a Madrid y de ahí dio el salto a Canarias, donde se la relacionó con unas actuaciones en una sala de stripteasse que ella negó en todo momento. Galicia ha sido, por el momento, su último destino. Un nuevo emplazamiento no exento de controversias que la han convertido en una de las juezas más famosas de la Comunidad, aunque no por sus sentencias.