Una imagen del centro de Betanzos, La Coruña
Una imagen del centro de Betanzos, La Coruña - TURGALICIA

Descubren su cadáver momificado alertados por el impago del alquiler

El fallecido, de 70 años de edad, vivía solo en la localidad coruñesa de Betanzos. Tenía la calefacción encendida y el calor mantuvo el cuerpo prácticamente incorrupto

SantiagoActualizado:

Fue su casero, sorprendido por la impuntualidad en el pago del alquiler, el que encendió la alerta y contactó con las fuerzas de seguridad, que, una vez obtenida la orden judicial, accedían este miércoles al inmueble y descubrían tendido sobre la cama el cadáver momifcado de Manuel Montero. El fallecido, de 70 años de edad, abonaba puntualmente la renta cada tres meses en la agencia. A la espera de los resultados de la autopsia, los investigadores estiman que llevaba muerto entre tres y cuatro meses. Todo apunta a que la muerte se produjo por causas naturales.

Los hechos, informa el diario La Voz de Galicia, ocurrieron en la localidad coruñesa de Betanzos. Los vecinos del inmueble no notaron malos olores y es que, según han apuntado al periódico fuentes de la investigación, la Manuel Montero tenía encendida la calefacción, de modo que el calor pudo absorber los líquidos, conservando el cadáver casi incorrupto. El fallecido, explicó a La Voz la propietaria de un bar que frecuentaba, estaba divorciado y tenía varios hijos con los que no mantenía relación. «Hacía más de tres meses que no nos visitaba», contó la empresaria.

No es el primer caso de personas fallecidas en soledad en sus hogares cuya muerte no trasciende hasta pasado el tiempo. El pasado marzo, se localizó en el interior de un piso en Lugo el cuerpo momificado de una octogenaria que llevaba más de ocho meses muerta. Unos meses antes, en julio de 2017, dos casos similares saltaron a la luz en menos de quince días: a petición de los vecinos que sospechaban de una desaparición, la Guardía Civil accedía en Culleredo (La Coruña) al piso de alquiler de una mujer de la que no se tenían noticias en cuatro años. La luz y el agua llevaban tiempo cortadas por impago y los agentes econtraban en el interior de la vivienda el cuerpo momificado de M.R.O.V. Días más tarde, el cadáver de un hombre nonagenario fue localizado tras un intento de robo que dejó la puerta de su casa forzada en Cambre, La Coruña. Sus vecinos creían que seguía desde diciembre en casa de sus familiares en Castilla y León.