El detenido, a su llegada a los juzgados
El detenido, a su llegada a los juzgados - EFE

El conductor ebrio que arrolló a un policía dice que está «arrepentido»

Ha ingresado en la cárcel acusado de un delito de homicidio por imprudencia grave

SantiagoActualizado:

Hansjörg Rohrbach, el hombre de nacionalidad suiza que este sábado causó la muerte a un agente de la Policía Local de Carballo (La Coruña) al arrollarlo con su coche se ha mostrado «arrepentido» por lo sucedido. Rohrbach ingresará en prisión tras decretar hoy la jueza para él prisión comunicada y sin fianza por homicidio involuntario.

El detenido llegó esta mañana a las dependencias judiciales de Carballo en torno a las 10:20 horas y permaneció en ellas algo más de dos horas y media. A la salida, su abogada, Isabel León, dijo a los medios que su defendido está «arrepentido por cómo sucedió todo», y ha transmitido el pésame de su cliente a la familia del agente fallecido. Hansjörg Rohrbach conducía una furgoneta marca Peugeot Bipper cuando en la madrugada de ayer, sábado, arrolló varios metros al agente de la Policía Local de Carballo José Luis Garea, que se encontraba realizando un control de alcoholemia junto a otros compañeros y una patrulla de la Guardia Civil.

El detenido superaba la tasa de alcohol permitida, arrojando unas concentraciones de 0,91 y 0,94 miligramos por litro de aire espirado en las pruebas que se le realizaron. Fuentes de la Guardia Civil han indicado a Efe que el conductor acusado dio positivo en las pruebas de alcoholemia a las que fue sometido tras el accidente, y negativo en la de detección de drogas. Las mismas fuentes han precisado que el conductor era reincidente y «ya había tenido problemas por conducir bajo los efectos del alcohol».

Hace dos años le fue retirado el permiso de conducir por dar positivo en alcohol. El detenido abandonó el Juzgado de Carballo en un furgón de la Guardia Civil de Tráfico hacia la prisión coruñesa de Teixeiro.