Imagen del registro del local - ABC
Sucesos

El timo del club de alterne que los clientes se resisten a denunciar

La Policía Nacional destapa una estafa en la que el encargado y las camareras añadían un cero a la derecha en el datáfono para multiplicar por diez la cuenta

VALENCIAActualizado:

En ocasiones la realidad supera a la ficción. En la película «Villaviciosa de al lado» un grupo de hombres se resistían a acudir a cobrar un décimo de lotería premiado en el Sorteo de Navidad adquirido en un club de alterne para evitar ser descubiertos. En el municipio alicantino de Benidorm, y éste ya es un caso real, una veintena de clientes fueron estafados y algunos evitaron presentar denuncia para que no quedara constancia de su presencia en un local de estar características.

Con todo, la Policía Nacional ha descubierto el timo y ha detenido al encargado del club de alterne y a tres empleadas por estafar al menos a veinte clientes del establecimiento añadiendo a la cuenta un cero en el importe cuando procedían a pagar con tarjeta de crédito.

De acuerdo con fuentes policiales, la cantidad supuestamente estafada por esta organización de origen polaco asciende a más de 53.000 euros desde que el local abrió sus puertas el pasado abril.

Según explica la Policía Nacional, el «modus operandi» consistía en que, a la hora de que los clientes tenían que abonar un servicio en un reservado del local por una cantidad previamente pactada, una bailarina distraía al hombre y en ese momento la camarera aprovechaba para modificar la cantidad en la pantalla del datáfono. En la mayoría de ocasiones añadían un cero a la derecha, lo que multiplicaba por diez el importe.

La bailarina continuaba desviando la atención de los clientes cuando éstos debían introducir el número pin en el TPV, por lo que pagaban cantidades distintas a las pactadas sin su consentimiento.

El encargado detenido es un ciudadano polaco de 34 años y las mujeres arrestadas son tres compatriotas de 22, 23 y 27 años. En una inspección del local se intervinieron 3.300 euros en efectivo y noventa libras esterlinas.

Además de estos arrestos por los supuestos delito de uso fraudulento de tarjeta y pertenencia a organización criminal, se busca a otras nueve personas, que supuestamente están fuera de España, entre ellos los presuntos cabecillas de la red.