Reunión de la Mesa del Agua en Alicante, este miércoles, presidida por César Sánchez
Reunión de la Mesa del Agua en Alicante, este miércoles, presidida por César Sánchez - ABC
Agua

Puig se suma a las críticas del PP y los regantes al Gobierno por vetar el trasvase al Segura

Clamor en Alicante para que el presidente del Consell presente un contencioso contra la transferencia solo para uso urbano

ALICANTEActualizado:

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, se ha sumado a las críticas del PP y los regantes al Gobierno por vetar un trasvase del Tajo al Segura que no tiene agua para la agricultura - solo 7,5 hectómetros cúbicos para abastecimiento urbano- mientras el clamor en Alicante le conmina a que presente un contencioso contra esta decisión.

Puig ha asegurado que insistirá ante el Ministerio de Transición Ecológica en que el trasvase es "irrenunciable" y "básico" para mantener la agricultura en la Vega Baja de Alicante, Murcia y Almería.

Asimismo, se ha comprometido a tomar todas las medidas al alcance del Consell para garantizar que el trasvase sea "una realidad permanente" y ha opinado que lo lógico habría sido que el trasvase fuera de 20 hectómetros cúbicos y no de 7,5 como ha acordado la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, reservados para el abastecimiento urbano.

Puig ha tenido mensaje claro desde las filas populares acerca de qué tiene que hacer. El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, le ha instado a recurrir judicialmente con un contencioso-administrativo el trasvase aprobado por suponer "el mayor ataque" a los regantes del sur de la Comunitat Valenciana.

Tras asistir a una reunión de la comisión técnica de la Comisión Provincial del Agua, Sánchez ha afirmado que el nivel 3 de los embalses de la cabecera del Tajo-Segura (Entrepeñas y Buendía) permite el envío de hasta 20 hectómetros cúbicos, una parte para el consumo de boca y el resto para el campo.

"Si la Generalitat y Ximo Puig deciden no interponer el contencioso-administrativo, la Diputación se reserva iniciar y emprender acciones legales para defender los intereses de la provincia y de sus regantes", ha manifestado el presidente de la institución provincial.

El presidente de la Diputación alicantina ha argumentado que el Tajo cuenta con reservas superiores a los 5.500 hectómetros cúbicos, "quizá uno de los datos más elevados de la última década".

En la misma línea, el diputado del PP José Císcar ha considerado un "fraude" el trasvase y el portavoz socialista, Manolo Mata, ha pedido una reunión con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

"Desde que Ribera dijo que los trasvases eran algo extraordinario sabíamos que esto iba a pasar, que íbamos a sufrir un grave perjuicio. Puig está demostrando mucha tibieza en este tema", ha lamentado Ciscar, que ha criticado las "excusas burdas y falaces" que a su juicio expone el Gobierno, pues "parece que no es cierto que haya una avería en el canal de postrasvase del Campo de Cartagena, sino que se ha vaciado para limpiarlo de barro".

«Rotura falsa»

De hecho, desde Riegos de Levante han denunciado que "es falso el argumento de la rotura del canal de Cartagena" y van a "ver quien es el responsable de esta falsedad y tomar las acciones legales contra él o ellos, además de solicitar el informe que han utilizado para utilizar esa rotura falsa para no aprobar el trasvase".

Además, quieren "localizar al responsable de que no se haya actualizado el volumen de los embalses de Entrepeñas y Buendía después de la batimetría realizada por la propia Confederación Hidrografica del Tajo: si se hubiera actualizado se estaría cerca del nivel 2, trasvase de 38 hectómetros".

El presidente de Riegos de Levante, izquierda del Segura, Javier Berenguer, manifestó su profunda decepción por la decisión de la comisión de explotación. “Esta actitud, basada en un argumento que todos los regantes del Trasvase Tajo Segura sabemos que no es técnicamente defendible, solo demuestra, a mi parecer, que todavía no se ha entendido desde este Gobierno Central la falta de recursos en nuestra Cuenca, y la dependencia del Trasvase Tajo Segura de nuestras explotaciones.

"Esta medida es un daño irreparable en la confianza de que el Gobierno Central vaya a defender nuestra agricultura, que vaya a proteger a nuestras familias y que vaya a asegurar un futuro para nuestros hijos", ha criticado Berenguer.

"Estuvimos 11 meses sin agua porque la ley decía que no se cumplían las condiciones para trasvasar agua, ahora de cumplen y no hay motivo para no aprobar un trasvase de 20 hm3", ha recordado.

Por su parte, los regantes del sur de la provincia de Alicante se sienten "muy enfadados" por la decisión del Ministerio, ya que creen que se usan "mentiras" para evitar dar "una gota" para el campo. Así lo ha afirmado a Efe el presidente de la comunidad de regantes del Cuarto Levante y Séptima Elevación de la Peña de Elche y miembro de la junta de Gobierno de Riegos de Levante, Ángel Urbina, quien también es portavoz de la comisión técnica de la Mesa del Agua de la Diputación de Alicante.

Para Urbina, los argumentos técnicos expuestos por el Ministerio de Transición Ecológica para limitar el trasvase al consumo de boca "son falsos". Ha corroborado que las conducciones para la llegada del agua para el riego al campo de Cartagena no han quedado dañadas por el reciente episodio de lluvias.

Recurso en Murcia

"El campo de Alicante necesita agua de calidad para poder regar y desarrollarnos", ha incidido Urbina, quien ha aplaudido que el Sindicato de Regantes del trasvase ya haya anunciado que recurrirá el envío, lo mismo que el Gobierno de la Región de Murcia.

Por ello, ha pedido también al presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, que haga lo propio "en defensa de los regantes" mediante un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Ministerio.

En Murcia, los regantes del trasvase Tajo-Segura han expresado este miércoles su "indignación y humillación" por la propuesta de la Comisión Central de Explotación del Acueducto de ese 'trasvase cero' para regadío, ya que pudiera ser "el ataque más virulento que se ha llevado a cabo contra esta infraestructura, que produce beneficios para el conjunto del país".

Según el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, "o bien se trata de un error manifiesto basado en el desconocimiento más absoluto de esta infraestructura o es una mentira para poner fin a la llegada de trasvases al Levante".

Acompañado de Manuel Martínez Madrid, presidente de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena, han negado que haya existencia alguna de rotura en el canal, "no hay avería", y han emplazado a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) a que planifiquen una visita para especificar dónde pudiera estar esas "fantasmagóricas roturas, que son inexistentes".

Pendientes de la reunión que mantiene este miércoles la Junta de Gobierno, y el próximo lunes la del Círculo de Agua, que será por la mañana, en función de lo que se acuerde no descartan convocar movilizaciones, como anteriormente han hecho, e incluso pedir la dimisión de la ministra Teresa Ribera, que "tiene la oportunidad de corregir ese error, dado que el informe de la Comisión no es vinculante, dictando una orden con un trasvase de 20 hm3 para el Levante español".

Y es que, ha criticado Jiménez, "si el Ministerio quiere acabar con el trasvase que lo haga sin más, pero no se escude en razones que son falsas", tras lo que se ha preguntado qué ocurre con las 78 comunidades de regantes restantes.

"Venimos aguantando al Ministerio meses de zozobra y oscurantismo en la convocatoria de la Comisión Central de Explotación, de un retraso injustificado en las decisiones en lo que se refiere al trasvase, solo al trasvase Tajo-Segura", ha advertido el presidente del Scrats.