«Nuestra Madre de Loreto» lleva días atrapada en una fuerte marejada, con fuertes rachas de vientos y olas entre Libia y el sur de Malta
«Nuestra Madre de Loreto» lleva días atrapada en una fuerte marejada, con fuertes rachas de vientos y olas entre Libia y el sur de Malta - ABC

El emotivo mensaje de socorro del capitán del pesquero Nuestra Madre de Loreto

Pascual Dura, capitán del barco, asegura en un mensaje de radio «que no puede estar navegando hacia el norte y hacia el sur, hacia el este o el oeste huyendo del mal tiempo sin tener una respuesta, no puedo, sin tener un amparo para estas personas»

VALENCIAActualizado:

El pesquero español «Nuestra Madre de Loreto», bloqueado desde hace diez días frente a las costas de Libia con 11 migrantes a bordo en medio del mal tiempo, ha lanzado un emotivo mensaje de de socorro ya que dice se le agota el tiempo y no ve indicios de solución. El capitán del barco, Pascual Dura ha pedido «una solución urgente por parte de las autoridades españolas».

En este sentido Dura ha afirmado con la voz tomada «que no puede estar navegando hacia el norte y hacia el sur, hacia el este o el oeste huyendo del mal tiempo sin tener una respuesta, no puedo, sin tener un amparo para estas personas».

«Nuestra Madre de Loreto» se encuentra atrapado en una fuerte marejada, con fuertes rachas de viento y olas por encima de los dos metros, la pequeña embarcación navega sin rumbo a unas cien millas al norte de Libia y a unas 150 millas al sur de Malta, país que ha decidido cerrar su puerto, con combustible y vituallas para apenas tres días.

Rescate de 12 inmigrantes

El «Nuestra Madre de Loreto» rescató el pasado 22 de noviembre a 12 migrantes abandonados por patrulleras libias cuando faenaba en aguas internacionales frente a la costa de Libia, muy lejos del área de jurisdicción marítima de ese país.

Desde entonces, navega de este a oeste, y de norte a sur, en un área muy estrecha entre Libia, Túnez, Malta e Italia, estados estos tres últimos que han cerrado sus puertos al pesquero, luchando contra la inclemencias del tiempo en espera de una decisión que permita salvar también a los migrantes.

Hasta el momento, la única ayuda que ha recibido ha sido la del barco humanitario de la organización no gubernamental española «Open Arms» pese a que en la zona se hayan los grandes buques de la «Operación Sofía», entre ellos la fragata «Reina Sofía», de la armada española.

El barco de rescate de la organización humanitaria llegó a la altura del «Nuestra Madre de Loreto» el viernes por la mañana tras apenas 24 horas de navegación desde el vecino puerto tunecino de Zarzis, donde estaba atracado.

Nada más encontrarse, servicios médicos del «Open Armas» subieron a la cubierta del pesquero, donde los migrantes han pasado los últimos diez días, mareados, debilitados, y deshidratados, expuestos al frío, el aguua y el viento. La extrema debilidad de uno de ellos obligo a que el mismo viernes se autorizara su evacuación en helicóptero a un hospital de Malta.

«Exhaustos»

«Están exhaustos. Y la tripulación (del Nuestra Madre de Loreto) tampoco puede más. Todas las personas rescatadas deben llegar a un puerto seguro cuanto antes», ha advertido una de las portavoces de la ONG española.

Ante esta situación, y ante el empeoramiento del tiempo que se espera en las próximas horas, «Open Arms» ha pedido a la autoridad de salvamento marítimo (SASEMAR) que autorice la trasferencia de los 11 migrantes para poder así liberar al pesquero y atenderlos mejor.

Fuentes de la organización humanitaria española han explicado que ambos barcos están ahora la espera de la respuesta de este centro de coordinación marítima española en medio de un temporal de viento y lluvia que complica la navegación.

Silencio de Sánchez y negociaciones con Libia

Frente al silencio de las autoridades españolas, un portavoz oficial libio ha asegura que el gobierno sostenido por la ONU en Trípoli ha aceptado a través de los canales diplomáticos hacerse cargo de los migrantes que se encuentran en el «Nuestra Madre de Loreto».

En declaraciones a la prensa, el portavoz de la Guardia Costera libia, coronel Ayub Qasem, explicó que su país ha dado su consentimiento por razones humanitarias y « en reconocimiento a la labor de España y su cooperación en la formación dada a este cuerpo».

El citado gobierno sostenido por la ONU ha ofrecido que sean llevados a la ciudad de Khoms, uno de los núcleos de contrabando de personas en Libia, detalló Qasem, una opción que según dijo el mismo viernes a Efe Vicente Sempere, segundo de abordo, el pesquero nunca aceptaría.

Fuentes diplomáticas libias revelaron a Efe que esa posibilidad ha sido también la que han planteado los negociadores de España, cuya vicepresidenta, Carmen Calvo, sugirió el viernes la opción de que el «Nuestra Señora de Loreto» se avituallará en Libia al tiempo que pedía cooperación internacional.

Organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos han advertido a España y al resto de los países europeos que hacerlos retornar a Libia violaría la ley internacional, ya que este país no está considerado un puerto seguro.