Imagen tomada esta semana en uno de los stands de Funermostra
Imagen tomada esta semana en uno de los stands de Funermostra - EFE
Funermostra 2019

La muerte, un negocio al alza

La actividad del sector funerario crece conforme se hace mayor la generación del «baby boom»

VALENCIAActualizado:

Ley de vida. Conforme se hacen mayores las generaciones más profusas, aumentan las muertes. Eso es lo que está experimentando ahora España. Una realidad que viene avalada por los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y que no es otra que el hecho de que la generación del «baby boom» se está haciendo mayor. Y por ello, los decesos están creciendo en España. De hecho, en España fallecieron 424.523 personas el año 2017 (último del que hay datos oficiales disponibles). La cifra más alta en los últimos veintirés ejercicios. Y su gestión que no es otra que la del sector funerario genera un negocio al alza que el año 2017 facturó 1.505 millones de euros en nuestro país.

Y aunque pudiera parecer contradictorio, el sector funerario se renueva constantemente. En Funermostra, la reunión anual del sector que se celebra cada dos años en Feria Valencia, se ha podido ver hasta este viernes algunas de las principales innovaciones de la industria funeraria.

Algunas vinculadas con la sostenibilidad. Desde vehículos funerarios eléctricos de Berdegana o de Indusauto, o las urnas funerarias de sal o de material orgánico, totalmente inocuas para el medio ambiente, de Limbo. Y en un país como el nuestro, donde las cremaciones ganan terreno día a día, las nuevas tecnologías y los nuevos materiales que reducen la huella de CO2 en el proceso han sido también protagonistas del evento ferial.

Otras novedades relacionadas con la tecnología, que entra de lleno en el sector. Es el caso de la mesa digital táctil de firmas de Eternal Innova, o el de la funer tech Mi Legado Digital que sobre la tecnología del blockchain permite hacer un testamento inteligente, trazable y on line, que permite conectar en tiempo real a todos los agentes involucrados en una herencia.

Y es que la digitalización ha estado muy presente en la feria. Los velatorios de última generación audiovisual, como por ejemplo los de Mifora o Vivorecuerdo, han suscitado gran interés entre los visitantes. “Con la última tecnología en imagen, hoy podemos incorporar durante la ceremonia de despedida el merecido homenaje de nuestro ser querido”, afirman desde la empresa Mifora, que añaden que así se acompaña y se alivia a la persona durante el duelo.

Imagen tomada esta semana en uno de los stands de Funermostra
Imagen tomada esta semana en uno de los stands de Funermostra - EFE

También Funeral Products ha presentado un escáner digital para huellas dactilares que pueden convertirse en joyas y guardar en un dispositivo digital para usar siempre que se necesite. Por su parte, DNA Family Book ha presentado una joya con la forma del ADN que guarda en su interior toda la información genómica real intacta.

Y en el terreno de la anécdota, un constructor de vehículos funerarios ha acudido a la feria con un Maserati adaptado para el traslado de finados. Un producto que Vio Europe, una empresa de Ontinyent (Valencia), comercializa exclusivamente para el mercado italiano, en el que ha colocado ya ocho de estos vehículos después de comprarlos y transformarlos en un proceso que se prolonga por espacio de seis meses.

En definitiva, el sector funerario, del que todos vamos a ser clientes cuanto más tarde mejor, ha mostrado de nuevo su fortaleza en Funermostra, dejando claro que se trata de un negocio sano, fuerte, con capacidad de innovación y con las mejores expectativas, mal que nos pese.