Restauración de Arctodus simus, el oso de la Edad de Hielo, según los fósiles encontrados de esta especie
Restauración de Arctodus simus, el oso de la Edad de Hielo, según los fósiles encontrados de esta especie - SERGIODLAROSA
Investigación

El mayor carnívoro de la Edad de Hielo se hizo vegetariano para sobrevivir

Restos de caries en los dientes del oso de cara corta descubiertos en la Universidad de Alicante revelan su adaptación al medio, por cambios climáticos o la competencia de otros depredadores

ALICANTEActualizado:

El mayor carnívoro de la Edad de Hielo, el oso de cara corta (Arctodus simus), se hizo vegetariano para sobrevivir, según una investigación en la que ha participado la Universidad de Alicante (UA), entre otras instituciones. Gracias al análisis de dientes fósiles realizados por Alejandro Romero, del Departamento de Biotecnología del campus de San Vicente del Raspeig, se constata esta llamativa adaptación al medio.

El estudio, liderado por Borja Figueirido de la Universidad de Málaga (UMA), ha sido publicado recientemente en la revista Scientific Reports.

Hasta el momento, la comunidad científica creía que este animal extinto nativo de América del Norte fue exclusivamente carnívoro pero, como apunta el investigador Figueirido, “hemos destronado al mamífero hipercarnívoro más grande que ha pisado la Tierra”. “Nuestros resultados, además, sugieren que la población de Arctodus simus situada al sur de Norteamérica era más omnívora que las poblaciones altamente carnívoras del noroeste”, añade.

Análisis microscópicos y morfométricos realizados en dientes de fósiles del oso de cara corta.
Análisis microscópicos y morfométricos realizados en dientes de fósiles del oso de cara corta. - SCIENTIFIC REPORTS

En concreto, tras el análisis con técnicas microscópicas y modelos virtuales desarrollados por el investigador de la Universidad de Alicante, se han encontrado lesiones cariosas por carbohidratos, presentes en vegetales, en los restos dentales hallados en el yacimiento del Rancho La Brea de Los Ángeles (California). “Uno de los lugares más paradigmáticos para el estudio de mamíferos fósiles durante el Pleistoceno en América del Norte”, según lo describe Romero.

“Se trata de una investigación interesante ya que se han registrado por primera vez caries en restos de dientes de Arctodus simus, evidenciando que pudo adecuarse a recursos vegetales en su alimentación derivado de cambios climáticos o competencia con otros depredadores”, aclara el investigador alicantino.

Este trabajo ha contado, además, con otros expertos en Paleontología y Ecología de Vertebrados, como Alejandro Pérez-Ramos, de la UMA, e investigadores del Museo de Historia Natural y del Museo de Rancho La Brea de Los Ángeles.