Eduardo Zaplana, tras salir en libertad
Eduardo Zaplana, tras salir en libertad - MIKEL PONCE
Sumario del caso Erial

La juez conecta a Zaplana con la trama de lingotes de oro

Los investigadores apuntan a una vida de lujo de las hijas del exministro gracias a donaciones de sus padres

Actualizado:

La juez del caso Erial ha incluido como imputada a una de las hijas del exministro, María, y a su marido, Luis Iglesias, por un presunto delito de blanqueo de capitales a través de una vivienda alquilada en el centro de Valencia.

El arrendatario, según han descubierto los investigadores, era el empresario búlgaro Miroslav Schopoff, quien habría realizado esta operación en contra de lo pactado con la propiedad.

Schopoff, implicado en otra causa en la Audiencia Nacional, es el fundador y consejero delegado de OroDirect, y su nombre se hizo público a raíz de la desarticulación de una presunta trama de fraude fiscal y blanqueo de capitales utilizando lingotes de oro (en la que hubo 164 detenidos).

Aparte de lo ocurrido con este piso, la Guardia Civil apunta en el sumario que las dos hijas del matrimonio formado por Zaplana y Rosa Barceló, María y Rosa, compraron varias propiedades inmobiliarias de lujo y vehículos de alta gama gracias a donaciones de miles de euros efectuadas por sus padres y aportaciones desde cuentas manejadas por supuestos testaferros.

Concretamente, señalan la adquisición de dos viviendas céntricas en Madrid y de coches como un Porsche Cayenne o un Range Rover Sport.

Todo ello sin que constaran, remarcan los investigadores, ingresos procedentes de rendimientos del trabajo y de actividades económicas según la información que maneja la Agencia Tributaria.