Imagen de la Audiencia de Alicante, donde se han juzgado los abusos
Imagen de la Audiencia de Alicante, donde se han juzgado los abusos - JUAN CARLOS SOLER

AlicanteHallan el ADN de un hombre en la vagina de una niña y alega que era porque le plegaba la ropa interior

El agresor, pareja de la madre de la menor, ha sido condenado a una pena de once años de cárcel por un delito continuado de abusos sexuales

ALICANTE Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hallaron restos de tejido con su ADN en el interior de la vagina de una niña y alegó ante el juez que era porque le había plegado la ropa interior. Un argumento al que no se le otorgó credibilidad. Así, el agresor, un hombre de 37 años, ha sido condenado a once años de prisión por la Sección Décima de la Audiencia Provincial de Alicante por un delito continuado de abusos sexuales a la hija de su compañera sentimental cuando ésta contaba con tan solo doce.

Además, el condenado deberá compensar a la menor con una indemnización de 10.575 euros por los daños morales.

En su sentencia, el tribunal considera probado que el procesado aprovechó la ausencia de la madre de la víctima, al menos, en dos días de diciembre de 2017 para acudir a su dormitorio y despertarla con un masaje por la espalda hasta realizarle tocamientos en los genitales en contra de su voluntad.

Al margen del testimonio de la menor, el fallo considera un hecho determinante de la culpabilidad del acusado el hallazgo de restos de tejido con su ADN en el interior de la vagina de la víctima.

Las muestras se tomaron en un reconocimiento médico que se le practicó, después de que la menor confesase a su padre biológico que la pareja de su madre le había "metido mano".

En el juicio, celebrado el 29 de enero, la defensa había alegado que la presencia de esos restos biológicos pudo deberse a que quedasen adheridos en la ropa interior de la menor, al ser plegada por el acusado.

La Fiscalía solicitaba para el procesado una pena de doce años de prisión, la acusación particular, ejercida por los padres de la menor, elevaba la petición de pedía una condena de trece años de privación de libertad. La defensa, por su parte, solicitaba la libre absolución.