Imagen de Eduardo Zaplana tomada en Benidorm el día de su detención - JUAN CARLOS SOLER
Caso Erial

Eduardo Zaplana seguirá hospitalizado al menos durante este fin de semana

Fuentes sanitarias descartan que el exministro reciba el alta en los próxímos días

VALENCIAActualizado:

El expresidente de la Generalitat valenciana y exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, seguirá hospitalizado tras haber logrado la libertad provisional después de estar preso 259 días. El que fuera dirigente del Partido Popular permanece ingresado en el Hospital La Fe de Valencia desde el pasado 18 de diciembre por unas complicaciones derivadas de la leucemia que padece.

Este jueves, la magistrada del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, que instruye el caso Erial por el fue detenido y encarcelado el exministro, le concedió la libertad provisional con medidas cautelares. Con todo, Zaplana no recibirá el alta médica ni este viernes ni durante el fin de semana, de acuerdo con fuentes sanitarias citadas por Efe.

La decisión de la juez Isabel Rodríguez, sin embargo, no se basa en argumentos médicos aunque sí entra a valorarlos en el auto al que ha tenido acceso ABC. En este sentido, y a la espera de un nuevo informe forense, sostiene que «nunca se ha impedido ningún tipo de tratamiento o cuidado» y que «toda la población de Picassent tiene los mismos derechos» a ser atendidos. En su opinión, puede ser tratado en otros centros de otros países, lo cual no evitael riesgo de fuga cuando se parte de que Zaplana tiene dinero en el extranjero procedente de los delitos presuntamente cometidos por él. «¿Qué riesgo para su salud supone en el axioma que se plantea el hecho de estar privado de libertad, cuando todos los medios que tiene la sanidad pública se le están aplicando sin límite alguno?», insiste.

[Las claves del auto de la juez]

La justificación central para la resolución es que han sido localizados 6,3 millones de euros en dos cuentas en Suiza. Según la magistrada, «presunta e indiciariamente» el 90% de ese dinero correspondería a Zaplana y el resto a Joaquín Barceló y Francisco Grau, considerados sus testaferros y que también serán puestos en libertad.

En sus primeras palabras tras conocer la resolución de la magistrada, Zaplana ha asegurado que nunca participó en las adjudicaciones de contratos de las que se le acusa de haber cobrado comisiones ilícitas. Igualmente, pidió que se levante el secreto de sumario para conocer los elementos en los que se basa su imputación.

Eduardo Zaplana fue detenido el 24 de mayo de 2018 y remitido posteriormente a prisión preventiva en el penal de Picassent, si bien desde el pasado 18 de diciembre se encuentra ingresado en este hospital valenciano debido a complicaciones derivadas de la leucemia que sufre y por la que fue trasplantado de médula en 2015.

Junto a otras seis personas está investigado por los supuestos delitos de blanqueo de capitales, cohecho, prevaricación, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, fraude en la contratación, delito fiscal, falsedad documental, asociación ilícita para delinquir y pertenencia a un grupo criminal.