Uno de los incendios coincidentes en junio de 2016 con el del juicio al pirómano, en la provincia de Valencia
Uno de los incendios coincidentes en junio de 2016 con el del juicio al pirómano, en la provincia de Valencia - EFE
Valencia

Un discapacitado causa un incendio de 1.600 hectáreas y se queda contemplándolo

Ha sido condenado a cinco años de cárcel con atenuantes por confesar y por su capacidad intelectual

VALENCIAActualizado:

Un pirómano discapacitado ha sido condenado a cinco años y nueve meses de prisión por causar un incendio en junio de 2016 en Bolbaite que calcinó más de 1.600 hectáreas y provocó daños por 834.000 euros.

Según consta en la sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el condenado, que permanece en prisión provisional desde el 17 de junio de 2016, tiene una "edad mental de aproximadamente unos 12 años y los rasgos de aquellas personas "manipulables e influenciables por otros". Con esta inteligencia límite, se le ha reconocido una discapacidad del 43%.

La sentencia, que se alcanzó con la conformidad del acusado, le condena como responsable de un delito de incendio forestal con peligro para la vida o integridad física de las personas, con las atenuantes de confesión y de tener levemente afectadas sus capacidades intelectivas y volitivas a causa de su anomalía psíquica.

Daños por 800.000 euros

En consecuencia, deberá hacer frente a los gastos derivados de la extinción, que la Generalitat ha cifrado en 239.503,65 euros, además de un daño ambiental de 225.919,39 euros, perjuicios en diferentes fincas rústicas que ascienden a 367.609,61 euros, una multa de 900 euros y las costas procesales.

En la vista quedó probado que el 15 de junio de 2016, sobre las 19.15 horas, el acusado se encontraba en la partida El Prado del término municipal de Bolbaite, concretamente en un barranco poblado de matorral y caña, y con un mechero prendió fuego a las cañas y matorrales que allí había, lo que provocó inmediatamente un incendio.

Las llamas se extendieron a una zona de vegetación próxima, interviniendo para intentar su extinción cuatro aviones y tres helicópteros, doce brigadas de bomberos forestales, nueve brigadas Diputación, cinco agrupaciones de bomberos voluntarios, agentes medioambientales y técnicos forestales.

También 108 agentes de la UME con seis autobombas, un vehículo nodriza y otro de transmisiones, miembros del Cuerpo de Policía Local y agentes de la Guardia Civil.

Algunos componentes de estas fuerzas intervinientes sorprendieron al encausado contemplando la propagación del fuego, y acto seguido el acusado confesó su autoría a un guardia civil.

Las llamas afectaron a los términos municipales de Bolbaite, Chella, Anna, Sumacarcer, Estubeny, Sellent y Cotes, y no fueron extinguidas hasta las 20.59 horas del día 21 de junio.